Seis años para impulsar lo que viene

La emoción luchó en cada palabra contra la firmeza de un discurso que resumió en 33 minutos, seis años de gestión del gobernador Mario Das Neves, quien se mostró reflexivo y memorioso, picante y sin pelos en la lengua para apuntar contra quienes marcan con duras acciones la rivalidad política en la carrera para el 2011.
En su mirada fue más allá de lo realizado, ya que dejó sembrado el camino para el mañana, en una provincia donde el justicialismo promete discutir el nombre que continuará el proyecto.

Apenas buscó las primeras palabras se quebró, emocionado ante el repaso de lo realizado, por eso rápidamente reencauzó con un «ya está» su postura y cargó de mensajes una alocución que se mezcló entre la política provincial y lo nacional.

No hay hilo que una a la Nación con Chubut desde la esfera política e institucional, ya que ambas van de la mano o, por lo menos, se están entremezclando para proponer un cóctel que, sin dudarlo, está cerrado para quienes aspiran a cruzar la meta en el 2011.

En el discurso no pudo estar ausente este caldo que para la cocina de una relación tormentosa con los Kirchner, suma condimentos diariamente. Por eso pidió que «no jodan con la gente», al citar el intento de prohibición del Gobierno nacional a la exportación de petroleo chubutense.

El corazón, con el que Das Neves dijo hablarle a toda la provincia, ya le dio señales de que no se doblegará ante lo que se interpreta como acciones direccionadas contra la provincia, en el marco de la disputa político-electoral, que tiene nuevas versiones y se actualiza tanto como cada uno de los actores protagonistas van moviendo las piezas para ganar la partida en un tablero que, lo remarcó, no abandonará hasta llegar a la presidencia.

Habló de la Justicia, contrincante del momento; la seguridad y el respaldo a lo actuado por el saliente Juan Luis Ale; pero también se dirigió a los chubutenses que hoy observan el Modelo Chubut, desde las obras, hasta la inversión social y educativa. Y principalmente les habló a los que vendrán después. Una visión del futuro, como también la graficó en sus palabras en el contexto nacional, en el cual intentará instalar el proyecto «construido por todos».

Comentá la nota