"En seis años, diversificamos la economía"

En los comicios del 26 de agosto de 2007, el gobernador estrenó la reelección consecutiva, habilitada por la Constitución de 2006. El miércoles se cumplirán dos años de esa elección en la que obtuvo el 80% de los votos. LA GACETA lo entrevistó para pedirle un balance de su gestión.
José Alperovich está distendido. Recibe a LA GACETA en su despacho de la Casa de Gobierno, donde se despide de manera afable de los ministros Osvaldo Jaldo (Interior) y Jorge Jiménez (Economía), y del titular subrogante de la Gobernación, Sergio Mansilla, a quien infructuosamente le ofrece que lo acompañe durante la entrevista.

Cuelga su sobretodo en el respaldo del sillón de Lucas Córdoba, desde donde contestará preguntas durante 63 minutos. Sobre su escritorio sólo hay una jarra y un vaso llenos de agua. Se mantendrán inalterables en su posición y en su contenido durante toda la charla.

"Los próximos dos años vienen difíciles. Este año ya es muy difícil: la crisis mundial golpeó fuerte a las provincias, sobre todo en materia de recaudación. Y Tucumán se encuentra con un nivel de necesidades tal que no podemos aflojar (en la inversión pública)", sostiene.

El mandatario relata que en setiembre de 2008 comenzó a notar los síntomas que iban a complicar 2009. "A diario manejo cuánta plata entra y cuánta plata sale, cómo se gasta y hacia dónde va. Es para cuidar el dinero, terminar bien 2009 y demostrarle a la gente que, lejos de una parálisis, la provincia está funcionando", explica.

"Me hace falta juntar todavía $ 60 millones para terminar bien 2009. Vamos a ver la evolución de las finanzas mes a mes. Esto implica gastar menos y controlar la recaudación provincial, que no viene mal. Ojo: no digo que vaya a faltarnos plata, pero hay que juntar los $ 60 millones", advirtió.

Los diagnósticos

El escenario nacional inquieta a Alperovich. En su diagnóstico, el principal problema del país es la falta de financiamiento. "Todos los Estados han tenido déficit, es decir, emitieron dinero para revertir la crisis. La Argentina, por más que quisiera, no puede emitir porque la gente opta por comprar dólares: no demanda pesos. ¿Cómo se podría inyectar más dinero y reactivar más la economía en este contexto? Con financiamiento. El problema es que el país tiene cerrado el crédito y no puede vivir con lo suyo. Lo normal es que una nación endeudada como la nuestra -aunque el endeudamiento no sea grande- pague parte del capital, parte del interés y refinancie deuda. Pero ahora se pagaron U$S 2.500 millones entre lo uno y lo otro y no sabe que pasará. Porque hay que ver si conseguís crédito con 1.000 puntos de riesgo país y sin el Club de París. Para esto, necesitás una decisión política fuerte", puntualizó.

- En este contexto, ¿cómo explica las idas y vueltas con el proyecto que extendía el pago del Impuesto de Sellos a los créditos para el sector productivo?

- Lo analicé desde el punto de vista real. Primero: la industria azucarera no está pasando un buen momento y esto gravaba fundamentalmente el warrant. El warrant es un instrumento para sostener el precio y si lo encarezco no contribuyo a que la actividad económica crezca. Segundo: se gravaban los certificados (de adelanto de obra) con los cuales las empresas constructoras gestionan fondos en el banco, porque muchas veces los pagos no llegan en tiempo y en forma. Si yo soy el responsable de la demora porque la Nación no me manda los recursos, no podía gravar esa operación.

- ¿Comparte la postura de algunas provincias que piden a la Nación la revisión del Pacto Fiscal?

- El pacto de responsabilidad fiscal surgió para que las provincias no gastaran más de lo que les ingresaba. Y ahora hay gobernadores que piden que se cambie la ley, lo cual me parece una locura. Una cosa es que uno necesite financiamiento y otra que se gaste más de lo que entra por la caja de la Nación. No estoy de acuerdo, porque sin eso sería un jolgorio el país, la provincia y todo. Volveríamos a cometer el error de antes: los gobernadores se endeudaban y gastaban sin importar qué pasaba.

- ¿Cuál es su estrategia política para enfrentar esta coyuntura?

- Es seguir haciendo lo que estoy haciendo.

- Seguirá atado a la Nación...

- No tengo otra salida. Pero en estos seis años hemos diversificado la economía. Ya no se depende sólo de una actividad. Hay azúcar, limón, arándano, y hay comercio, industria y turismo. Tenemos una estrategia de producción. Empezamos con dos vuelos anuales para exportar frutilla y arándano: este año vamos a tener 35. Y buscamos introducir fruta fresca en la Unión Europea. A la par, Alpargatas funciona bien y a otras textiles en crisis las asistimos con planes nacionales. Pero a esto último no lo divulgo: no puedo andar diciendo que aquí o allá quieren despedir a tantos empleados. Esa mala onda también perjudica a la economía.

Ping pong

- ¿Lo inquieta la protesta de los médicos autoconvocados?

- No la ignoro. Pero si accedo a lo que me piden tengo que entregar el Gobierno. No es que no quiera darles aumentos de sueldo ni que no se los merezcan. De hecho, les di más de lo que corresponde hace 20 días. Pero no voy a prometerles algo que no puedo cumplir. Además, detrás de ellos está ATSA, los gremios docentes, los empleados públicos... A los médicos les dimos un aumento superior al 20% hace un mes. Yo tengo que gobernar, sino, debo entregar la llave e irme.

- ¿Por qué este año la provincia tampoco puso un stand en la exposicion de la Sociedad Rural, en Buenos Aires?

- Este año yo no dije que no pusieran el stand. La verdad, no sé por qué no lo hicieron. No tengo la menor idea de por qué. Es más, la Provincia no gasta para estar en esa exposición: eso se paga con fondos del Consejo Federal de Inversión (CFI).

- ¿Se concretará la habilitación de la repetidora de canal 7?

- La repetidora de Canal 7 me cuesta $ 1,5 millón. El tema es si los invertimos. Y la verdad es que cuando uno ve los gastos diarios, se da cuenta de que hay muchos $ 1,5 millón que invertir en muchas cosas y entonces decido no gastarlo en la repetidora.

- ¿Todos los electos el 28 de junio asumirán en el Congreso?

- Sergio Mansilla asume.

Comentá la nota