Seis años de cárcel para Fujimori

Además, el ex presidente deberá resarcir al estado peruano y a cada uno de los 28 damnificados por la red de espionaje telefónico que montó con dinero del estado.
El ex presidente peruano Alberto Fujimori fue sentenciado este miércoles a 6 años de cárcel -condena que vence en febrero de 2013-, dos años de inhabilitación para ejercer un cargo público y al pago de dos tipos de reparaciones: una de 24 millones de soles (8 millones de dólares) a favor del Estado y de 107.000 soles (unos 35.000 dólares) para cada uno de los 28 agraviados por espionaje telefónico, en el último juicio abierto contra él desde su extradición de Chile en 2007.

La Justicia peruana procesó a Fujimori por usar fondos del Estado para montar una red de espionaje telefónico que operaba principalmente en Palacio de Gobierno, sobornar a parlamentarios opositores, comprar un canal de televisión por cable -ya desaparecido- y la línea editorial del diario Expreso en 2000, cuando buscaba su tercera elección.

Los delitos que se le atribuyeron fueron peculado doloso (mal uso de fondos públicos), contra la administración pública (cohecho activo o corrupción de funcionarios) y violación del secreto de las comunicaciones.

Fujimori se mostró incómodo durante la breve lectura de sentencia e interpuso un recurso de nulidad, sin explicar sus razones. El proceso fue rápido debido a que el ex gobernante peruano aceptó los delitos que se le imputaban y se acogió a la figura de la "conclusión anticipada", con lo que se evitó el desfile de los 61 testigos de la causa. Esta es la tercera vez que Fujimori se acoge a la figura de conclusión anticipada y que interpone recurso de nulidad.

Por su parte, el fiscal supremo, José Peláez, apeló la sentencia por considerar que la sanción contra el ex gobernante de 71 años es muy leve, ya que su oficina pedía 8 años de cárcel y enfatizó, que tanto en el juicio por violación a los derechos humanos como en los de corrupción, "existían abundantes pruebas" para inculpar a Fujimori, al desestimar una supuesta "venganza política" contra el acusado.

Fujimori renunció por fax desde Japón en 2000 tras destaparse una inmensa red de corrupción dirigida por Vladimiro Montesinos y por cinco años residió en el país asiático. En noviembre de 2005 intentó volver a Perú e hizo una escala en Chile, donde fue detenido por pedido de la justicia peruana. En septiembre de 2007, Fujimori fue extraditado a Perú por dos casos de violación a los derechos humanos (dos matanzas y dos secuestros) y otros cinco casos de corrupción, los cuales fueron reunidos en los cuatro juicios que concluyeron con la sentencia dictada este miércoles.

Comentá la nota