Seguros: lanzan una amplia reforma al sector tras elección

El superintendente adelantó algunos cambios
Habrá cambios normativos en el negocio asegurador vinculados fundamentalmente con el ramo del transporte y el ambiental. También se espera un nuevo fallo respecto de la aplicación de la actualización de los juicios. Y casi con certeza, después de las elecciones saldrá una nueva ley de accidentes laborales.

Éstos y otros temas fueron analizados por el superintendente de Seguros, Gustavo Medone, durante una entrevista mantenida con este diario.

Periodista: Existe mucha confusión con el nuevo mecanismo de actualización de los juicios (el plenario de la Cámara Civil falló a favor de aplicar la tasa activa en lugar de la pasiva, que implica aumentos en el capital e intereses de más del 50%). ¿Qué expectativas tiene?

Gustavo Medone: Vale señalar que el plenario salió muy ajustado, y al analizar cómo votaron los representantes de cada Sala se entienden las opiniones divergentes en cuanto a la fecha de aplicación. Es muy posible que antes de fin de año salga un nuevo plenario para homogeneizar el criterio de aplicación en cuanto a si la actualización es desde el momento del siniestro o el de la sentencia.

P.: ¿Está analizando algún cambio normativo?

G.M.: Uno de los temas que sacaremos próximamente es el cambio en el régimen de reservas para el ramo del transporte público de pasajeros de corta y larga distancia. La idea es llevar las mutuales que operan las coberturas del transporte público de pasajeros de corta y larga distancia a un esquema de previsión y reservas igual al del resto de las compañías (que son sociedades anónimas). En la actualidad operan cinco mutuales y una bajo la figura de una SA. El cambio será progresivo, les daremos entre dos y tres años para adecuarse.

P.: ¿De cuánto es aproximadamente la subintegración de reservas y qué impacto tendrá?

G.M.: En promedio, estas compañías están reservando un 20% de lo que hace el resto del mercado. Esto implicará algún ajuste en las tarifas dado que deberán aumentar las reservas.

P.: ¿Qué cambiará en el negocio asegurador con la doctrina de la Corte sobre la aplicación de la Ley de Protección del Medio Ambiente?

G.M.: Le adelanto que un negocio que se viene es el del seguro ambiental. Recuerde que la Corte en el marco de dicha ley instruyó al Estado para hacerse cargo de las reparaciones, pero esto no quita que se deslinden responsabilidades respecto de la contaminación y polución. Hoy hay cuatro aseguradoras que impulsan un plan de póliza de caución para cubrir los siniestros que además le dan a la empresa que contaminó un convenio con compañías habilitadas para remediarlos.

En el corto plazo saldrá una resolución de la Secretaría de Ambiente que entregará el certificado de aptitud ambiental (para suelo y agua, no aire) a cambio de tener la póliza de seguro ambiental. De esta forma obligarán a las empresas a ser más rigurosas al respecto.

P.: ¿Qué pasa con el tema de la responsabilidad civil?

G.M.: Han escogido el instrumento de la caución versus responsabilidad civil porque esta última demora mucho tiempo; en cambio, la caución es la garantía para la sociedad en su conjunto de que existe una compañía reparadora frente al siniestro. Lo que cambia es que el seguro era voluntario; ahora, la Secretaría de Ambiente sacará la obligatoriedad de tener seguro ambiental.

P.: ¿Prevé algún ajuste normativo frente a los malos resultados técnicos de los últimos meses que ya ni pueden ser compensados por los financieros?

G.M.: Tengo expectativas de que los balances trimestrales que vencieron el 31 de marzo vendrán con mejores resultados y que para el trimestre que se inicia en julio, los balances estén depurados, las compañías ya habrán aumentado las reservas y capitalizado. Igualmente, los resultados técnicos no dejan de preocupar, porque existe un desfase de aproximadamente el 50% de las coberturas de autos que tiene resultado negativo.

P.: ¿Cómo ve el negocio del ahorro voluntario ahora que desaparecieron las AFJP?

G.M.: Creo que en las compañías de seguro de retiro va a haber un rediseño de productos para adecuarse a la nueva realidad, con un menú de inversiones que dé mayor confianza a la gente (que sufrió la erosión de sus ahorros). Hay que reconocer que el incentivo fiscal es importante para este negocio. Hasta ahora ninguna AFJP solicitó la transformación para operar en el ahorro voluntario. En todo el mundo hay un debate en este tema. En Europa están cambiando los planes de retiro aumentando la edad, y en Chile debaten un nuevo producto de capitalización colectiva.

Comentá la nota