El seguro cubre los daños ocasionados por el Rally Dakar

Tras el paso del Rally Dakar 2009 por los campos y caminos de la provincia de La Pampa, algunos dueños se quejaron por roturas de alambrados y otros daños secundarios. Sin embargo, el seguro internacional que acompaña a la prueba automovilística se haría cargo de todas las indemnizaciones.
Por otro lado, el fervor de la gente que siguió las instancias del Dakar a lo largo de todo el circuito pampeano fue el generador de buena parte de los daños.

Sin embargo, entre el lunes y el martes, representantes de la compañía aseguradora "Unión de París Seguros" - que trabajó con la organización del rally - recorrieron junto a personal de la Subsecretaría de Turismo de la Provincia cada uno de los campos por los que circularon los vehículos en competición. Los dueños llenaron sus respectivos formularios detallando los daños ocasionados y la empresa se comprometió a pagar cada rotura.

Desde meses antes, los propietarios de los campos habían firmado ya los contratos con la ASO (los organizadores europeos del rally) para permitir que la prueba pase por sus tierras. Allí se estipulaba que los europeos se harían cargo de pagar los arreglos posteriores.

Según refirieron algunos dueños, las mayores roturas se generaron en alambrados y tranqueras. Si bien la ruta estaba trazada y ya habían sido despejadas las zonas de paso, la velocidad de los vehículos y el porte - principalmente en el caso de los camiones - terminó, igualmente, arruinando parte de los cercos.

La gente.

Pero los miles de espectadores a la vera del circuito también tuvieron buena parte de responsabilidad en los daños. Según refirieron algunos dueños - principalmente aquellos aledaños a la ruta provincial 9 - fue la gente la que terminó tirando decenas de metros de alambrado. En otros casos, ingresaron a los cuadros y hasta llegaron a encender fuego sin la debida autorización.

Esas roturas fueron igualmente detalladas en las planillas. "Unión de París Seguros" se hará cargo también de esos daños.

Rutas y caminos.

Los vehículos no sólo circularon a campo traviesa. También quedaron - profundas - huellas del paso del rally sobre los caminos vecinales y la ruta provincial 9.

Según refirieron autoridades de obras públicas del municipio de Toay, dentro de su ejido quedaron dañadas principalmente la calle Pato Argentino y la zona detrás del cementerio. Sin embargo, el mismo lunes se completó una primera etapa de reparaciones dejando el camino apto para el tránsito, en tanto resta una segunda "pasada" de las máquinas viales cuando el terreno se asiente.

También quedaron dañados algunos tramos de la ruta provincial número 9 - especialmente en cercanías de la R14 -, que deberán serán reparados en breve por Vialidad Provincial.

Comentá la nota