"Seguro que con Boca nos sacaremos chispas"

El volante central, transformado en uno de los pilares de River, asegura que "cuando estaba retirado hubiera pagado para poder jugar un partido de éstos" y cree que será un partido especial porque su equipo "no viene como para regalar nada".
Para Matías Almeyda, el superclásico del domingo será muy especial. Luego de trece años, el volante central de River volverá a disputar uno, algo que ni se imaginaba apenas unos meses atrás, cuando estaba retirado de la actividad. Por eso, se muestra muy entusiasmado con la posibilidad de enfrentarse ante el rival de toda la vida. Incluso, se animó a pronosticar un partido que sacará "chispas".

Más allá de que River se encuentre lejos de la pelea por el título y de la clasificación a la Copa Libertadores, Almeyda se siente feliz de poder disputar el clásico. "Estoy orgulloso de tener la chance de jugar el próximo encuentro. Hace unos años me llamaban en la semana previa y yo decía que pagaba por estar. Lo voy a disfrutar y a dejar el alma porque nunca se sabe si es el último superclásico", sostuvo Almeyda, que desde su retorno al club se convirtió en uno de los referentes del equipo. "Todos los superclásicos son especiales. Cada uno se vive de manera diferente. El domingo imagino que contra Boca nos sacaremos chispas", señaló el experimentado volante, que esta vez volverá a jugar en la mitad de la cancha, tras haber actuado como zaguero el domingo ante Huracán.

Para Almeyda, el compromiso de sus compañeros no está en duda. Por eso, consideró que no debe hablar nada especial con los más jóvenes para que tomen conciencia sobre la importancia de jugar el clásico. "Todos son conscientes del partido que se viene y todos lo tienen que disfrutar. Es importante trabajar para llegar bien. Son partidos que no estamos para regalar nada por cómo venimos. Además, el jugador, en este tipo de partidos, siempre da un poquito más de lo que tiene", sostuvo el ex volante de la Selección.

En cuanto al significado que podría llegar a tener el partido, Almeyda se ilusionó con que se transforme en una plataforma de despegue de cara al futuro. "Contra Huracán se notó otro River más allá de que no ganamos. Nos está faltando ese gol, un triunfo para dar ese paso que necesitamos hacia adelante. Esperemos que el superclásico marque el comienzo de una serie de triunfos para nosotros, porque ya hace algunos partidos que venimos jugando mejor, pero en el fútbol de hoy lo que importa son los resultados", comentó Almeyda

"Que ellos también se preocupen por nuestros jugadores, porque no-sotros sabemos a quién no tenemos que dejar pensar", advirtió el mediocampista, que nombró a Juan Román Riquelme como la principal referencia de Boca, aunque destacó que con anularlo sólo a él no alcanzará. "Riquelme es un gran jugador, que siempre hace diferencia y al que no hay que regalarle terreno. Pero Boca tiene otros jugadores", dijo.

Comentá la nota