Seguro agrícola cubrirá la producción vitícola afectada por el último granizo

El secretario de Agricultura y Ganadería de San Juan, Marcelo Alós, afirmó que es "una ventaja contar con esta herramienta de asistencia para el sector". Explicó que los productores que no son vitivinícolas tienen que inscribirse para conseguir los beneficios de la nueva Ley de Emergencia.
El granizo del día domingo en la madrugada en 25 de Mayo fue el primer gran temporal del año que trabajo consecuencias nocivas para la producción de la provincia. Las primeras estimaciones indican que son más de 6.000 hectáreas las que han sido dañadas por el fenómeno climático en el centro y el este del departamento, lo que implica un grave problema para el sector primario de la zona.

Cabe destacar que 25 de Mayo es uno de los principales departamentos productores de uvas en fresco y de olivos. En términos generales produce una repercusión directa en la economía de la zona. Lo cierto es que, más allá de la asistencia que se pueda dar de parte del Estado y sus distintos programas de asistencia, quienes tienen graves problemas a partir de este momento son los trabajadores temporarios que viven del campo en los tiempos de cosecha.

Diario El Zonda dialogó con el secretario de Agricultura y Ganadería Marcelo Alós, quien destacó que las inscripciones y denuncias de daños tienen que hacerse a la brevedad para conseguir los beneficios correspondientes. "La Provincia contrató un seguro contra granizo para los productores vitícolas. Los trámites para que la compañía de seguro emita el certificado de cobertura son: ir al instituto de Economía Agropecuaria que funciona en la ex hidráulica, inscribirse en el Registro Único de Productores Agropecuarios -RUPA- y con ello ir a la compañía de seguros que se encuentra en General Acha antes de Mitre, para conseguir el respectivo seguro".

Esta cobertura da hasta 25.000 pesos por productor que tenga producciones relacionadas con la vitivinicultura. Las denuncias respectivas se deben realizar tanto en el Gobierno como en la compañía de seguros, de modo tal que los peritos de ambos sectores puedan constatar la existencia del daño.

Respecto a este sector de la producción, Alós manifestó que "el hecho de haber contratado nos da un respiro y es haber presupuestado la emergencia, lo que implica que ahora no tengamos que salir corriendo para ver de dónde podemos sacar el dinero sino que contamos con la herramienta".

Por otro lado, los productores agropecuarios que no sean vitivinícolas "tienen que hacer sus denuncias ante Economía Agropecuaria para que puedan obtener los beneficios de la nueva Ley de Emergencia Agropecuaria".

Alós se mostró preocupado por los trabajadores rurales que luego del problema climático se quedan inmediatamente sin trabajo. "Por ello trataremos de buscar un subsidio para que los empleadores puedan mantener a sus trabajadores en planta permanente y de ese modo preservar la fuente de trabajo", explicó el funcionario. Este procedimiento fue encarado el año pasado y en principio lograron seis meses de asistencia, por lo cual no hubo mayor repercusión en los obreros de la zona y se siguió con los emprendimientos y su trabajo.

Según Alós con este dinero que obtengan de la asistencia, se da la posibilidad de que puedan seguir el año próximo con su laboreo.

Comentá la nota