La seguridad vial tendrá su día clave

El 1° de enero se pondrá en marcha en la Capital el sistema de scoring y en la provincia de Buenos Aires ya funcionarán los radares
Pasado mañana será el Día D para la seguridad vial: mientras en la Capital se pondrá en marcha el sistema conocido como scoring , que castigará a los conductores infractores con la quita de puntos y eventualmente la suspensión del registro, en la provincia de Buenos Aires comenzarán a funcionar los radares para evitar los excesos de velocidad en las rutas (ver aparte). Las dos medidas apuntan a reducir el número de accidentes de tránsito, según las autoridades porteñas y provinciales.

En la Capital se aplicará desde la cero hora del jueves 1° el sistema de licencias por puntaje ( scoring ), por el cual a los conductores se les asignarán 20 puntos que se les irán descontando según la gravedad de las infracciones de tránsito que cometan, más allá de que no estarán exentos de abonar las respectivas multas.

Los primeros en debutar con este sistema serán aquellos que no pasen los controles de alcoholemia previstos para la trasnoche de Año Nuevo. En ese caso, además de que el vehículo de esa persona será secuestrado por la policía durante un día y el infractor deberá pagar una multa de entre 300 y 2000 pesos, se les restarán diez puntos.

Para ello, el gobierno porteño dispuso 15 puestos de control de alcoholemia que verificarán, en la madrugada del jueves, si los conductores manejan con más de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre o, en el caso de los motociclistas, 0,2 gramos, los valores máximos permitidos. En el caso de taxistas y colectiveros, el límite de tolerancia es cero.

Así, sin hacer trámite alguno, desde pasado mañana todos los conductores con licencia en la Capital arrancarán automáticamente con 20 puntos. El sistema de descuento regirá para todas las faltas previstas por la ley (ver infografía). Por ejemplo, circular sin cinturón de seguridad equivale a la quita de dos puntos; hablar por teléfono celular mientras se conduce, 5 puntos; negarse a un control de alcoholemia, 10 puntos, y correr una picada, 20 puntos.

Las excepciones temporarias son no respetar la prioridad de paso en las bocacalles, circular marcha atrás y no darle prioridad al peatón, que se sancionarán sólo desde 2010. En tanto, estacionar en infracción no será castigado con quita de puntos.

Este sistema requiere la identificación del infractor para efectivizar la quita de puntos, por lo tanto, las fotomultas no serán motivo de descuento de puntos. En el caso del exceso de velocidad, la quita recaerá sobre el dueño del vehículo, salvo que logre demostrar que no era el que conducía en el momento de la infracción. Quedarán al margen de la quita de puntos quienes tengan su licencia de conducir registrada en otros distritos. Vale apuntar que el 60% de los autos que transitan en la Capital están empadronados fuera del distrito porteño.

¿Se pueden recuperar los puntos? Sí. En el caso de que un conductor quiera recuperar cuatro puntos, podrá hacer un curso de educación vial cada dos años. Además, si no llegó a cero cada descuento parcial quedará sin efecto a los dos años de efectuado. De todas formas, y por única vez, el 1° de enero de 2010 todos los conductores recuperarán los 20 puntos.

Penas rigurosas

Los castigos, en teoría, son rigurosos: cuando un conductor llegue a cero puntos por primera vez, le retirarán la licencia por 60 días, a menos que haga un curso de educación vial. La segunda vez, se le quitará la licencia por 180 días y tendrá que hacer el curso en forma obligatoria. La tercera vez, se le sacará por tres años y de la cuarta en adelante, por cinco.

En un sondeo realizado ayer por LA NACION, numerosos conductores tenían conocimiento de que desde pasado mañana comenzará a regir el scoring , pero no recordaban qué puntaje se descuenta por las faltas más graves ni cómo funciona el sistema.

En ese sentido, vale consignar que los controladores de faltas serán quienes reciban a los infractores, tanto en la Unidad Administrativa de Faltas (Carlos Pellegrini 211) como en los centros comunales N° 2, en Uriburu 1022 (Recoleta); el N° 7, en Rivadavia 7202 (Flores); el N° 13, en Cabildo 3067 (Núñez); el N° 14, en Beruti y Coronel Díaz (Palermo); el N° 15 (Córdoba 5690 (Colegiales), y el N° 4 subsede, en Suárez 2032 (Barracas). Allí serán citados para su descargo y, si el infractor no se presenta, la quita se hará efectiva. Las decisiones podrán ser apeladas.

"El scoring es positivo; significa un avance, pero carece de utilidad en cuanto a la no integración con otras jurisdicciones", dijo Felipe Rodríguez Laguens, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Para el presidente de la Comisión de Tránsito de la Legislatura porteña, Daniel Amoroso, la ley "marca un cambio en la manera de encarar el problema. Al principio es probable que haya confusiones, pero con el paso del tiempo el sistema funcionará con éxito y dará resultados, como ha pasado en España, por ejemplo", explicó.

Quédice la gente

MIGUEL ANDERSEN

Empleado

* "Estoy de acuerdo con la puesta en marcha del scoring . Incluso habría que endurecer aún más las multas, porque la mayoría de los conductores son imprudentes"

OSCAR PANDO

Taxista

* "La licencia por puntaje es una buena decisión. Lo importante será que se haga cumplir para todo el mundo. Me gustaría que los colectiveros también fueran castigados"

FELIPE ROBADILLO

Motoquero

* "No tengo idea de cómo se va a aplicar este sistema ni cuáles son los puntos que te sacan por cada infracción de tránsito. Como siempre, creo que castigarán a los más pobres"

LORENA GOMEZ

Empleada

* "Está muy bien el scoring , pero creo que los argentinos no estamos preparados para cumplir con esta ley. Hay mucha imprudencia a la hora de conducir"

Comentá la nota