La seguridad vial en la provincia es "crítica" y "tiende a agravarse"

La seguridad vial en la provincia es "crítica" y "tiende a agravarse"
Un estudio elaborado por el Banco Mundial a pedido de la provincia determina que el estado de la seguridad vial en las rutas santafesinas es "crítico" y "tiende a agravarse". El trabajo elaborado durante diciembre de 2008 y que fue presentado ayer en la capital provincial recomienda tomar medidas urgentes en materia de infraestructura, estadísticas y sanciones. Y subraya la importancia de la unificación de licencias a nivel nacional; un software por el que se puedan conocer las infracciones de una provincia a otra y con un serio control de las penas.
El diagnóstico se conoce casi en simultáneo a las últimas cifras relevadas por la Asociación Civil Luchemos por la Vida con respecto a la totalidad de muertos por accidentes de tránsito en lo que va del año. Santa Fe carga en su haber con un promedio mensual de 174 decesos, lo que la ubica en un tradicional segundo lugar después de la provincia de Buenos Aires.

Los resultados del trabajo de los consultores del Banco Mundial —Anna Okola, Erik Howard y Nigel Rockliffe— fueron expuestos ayer a manera de taller donde participaron el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti y la subsecretaria de Seguridad Vial, Hebe Marcogliese.

Los consultores denunciaron una "seria carencia" en recursos humanos y económicos como consecuencia de lo que evaluaron fue una falta de inversión de años, que se traduce en "poca investigación y desarrollo, sistemas fragmentados en cuanto al carné de conductor y el juzgamiento de infracciones, una baja calidad de las rutas y falta de auditoría de seguridad", según precisó Howard.

Se planteó que los problemas con el cinturón de seguridad, el conducir alcoholizado, el exceso de velocidad y el no uso de cinturones y cascos no se podrán erradicar si "no hay nadie controlando y educando a través de la sanción", con lo que se dejó en claro que para cambiar conductas, las campañas publicitarias no bastan.

Marcogliese aclaró que el trabajo es parte de un programa de seguridad vial internacional y que no le significó costo alguno a la provincia. "En tres o cuatro semanas nos darán un informe final y un proyecto", aseguró.

Cifras. Los funcionarios provinciales caracterizan como elevada la tasa de muertes por accidentes de tránsito, pero no coinciden con las cifras de Luchemos por la Vida. El director provincial de Seguridad Vial, Gustavo Franco, explicó que la provincia maneja distintas fuentes y variables. El funcionario dijo que la tasa de fatalidades cada cien mil habitantes en la provincia es de 16,7, lo que representa 4 veces más que la mejor tasa europea. "Una tasa que hay que bajar a 5", según desafiaron los consultores.

Howard, uno de los expertos, infirió que en un contexto de motorización en crecimiento, la seguridad vial "se deteriora más aún". Y se dejó en claro que el costo anual que paga la provincia por los heridos, muertos y pérdida de bienes es de 430 millones de dólares: el 2 por ciento del PBI provincial.

Este alarmante panorama de las trazas provinciales se agrava si se tiene en cuenta que Circunvalación ya lleva tres años esperando la instalación de radares, un reclamo que se escuchó desde el Concejo Municipal local hacia el Ejecutivo y que publicó ayer LaCapital.

Comentá la nota