"Seguridad en el transporte de cargas y pasajeros: Una deuda legislativa del oficialismo"

Así lo manifestó el diputado socialista Carlos Nivio en un comunicado de prensa. En tal sentido, el legislador marplatense presentó un proyecto de Ley que plantea los requisitos indispensables de seguridad con que deben contar el transporte de pasajeros y de carga, dado que el oficialismo no lo ha hecho en los plazos que establece la Ley de Tránsito que este mismo sector impulsó y votó.
La Ley de Tránsito de la Provincia de Buenos Aires Nº 13.927 aprobada en diciembre de 2008 –que establece la adhesión de nuestra provincia a la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449- estipula en su artículo 27 que las condiciones mínimas de seguridad para el transporte de pasajeros y cargas bonaerense serán determinados por la legislatura en un plazo de ciento ochenta días a partir de la promulgación de esta Ley.

Dado que esta Ley fue impulsada por el ejecutivo y aprobada por la mayoría oficialista era lógico pensar que presentarían esa Ley complementaria. Esto aún no ocurrió y el plazo venció el 28 de junio del 2009.

La Asociación Civil "Luchemos por la Vida " difundió un informe -ya en junio de 2006- en el cual explicaba que, en promedio, una de cada cuatro personas que fallecían en accidentes de tránsito viajaba en ómnibus o en un transporte público o de carga. Y estimaba que durante el año 2005, la suma total de esos decesos se había aproximado a las 1.790 personas.

"Estos datos alarmantes justifican cubrir sin más demora ese vacío legal", indicó Carlos Nivio, quien presentó un proyecto contemplando los requisitos indispensables de seguridad para el mencionado sector.

Varias de las propuestas han sido recogidas del Proyecto de Código de Tránsito elaborado durante el año pasado por la Comisión de Transporte y Tránsito de la Cámara que preside Nivio - que finalmente no resultó aprobado a cambio de sancionar el proyecto enviado por el ejecutivo para adherir a la Ley nacional- que planteaba un sistema de registro de la velocidad desarrollada por el vehículo que podía acotarla, lo cual redundaría en la disminución de los accidentes con el consiguiente beneficio, en sus aspectos humano y económico, para la sociedad y, además, una medida apropiada en lo que respecta al consumo de energía y protección del medio ambiente.

Por otra parte, según Nivo, la Ley Nacional -a la cual se adhirió- "incurre en error" cuando desautoriza las resoluciones dictadas hace años por la Comisión Nacional de Transporte Automotor, y exceptúa a los vehículos de transporte urbano de carga y pasajeros de estar equipados de los elementos de control de velocidad que exige al resto. El Reglamento de la Ley N º 13.927 -el Decreto Nº 532/09- recientemente dictado por el Poder Ejecutivo provincial incurre en el mismo error, al establecer en un artículo que los mencionados vehículos que circulen por el territorio de la Provincia deberán estar provistos de un tacógrafo, y en otro artículo los exceptúa..

Salvando tanto el vacío legal como las contradicciones en las normas, el proyecto de Nivio establece que el trasporte de pasajeros y cargas deberá contar (entre otros elementos y discriminando el tipo de transporte), con: dispositivo limitador de velocidad (superador del tacógrafo de uso habitual); programador de velocidad adaptativo (que mantiene una distancia constante con el vehículo que circula delante); sistema de frenos antibloqueo (ABS); certificación de haber superado satisfactoriamente el ensayo estático en rampa con una inclinación de 28º para vehículos de transporte de pasajeros de doble piso y piso y medio (como prueba de estabilidad y condición para su habilitación); dispositivo de seguridad para la operación de puertas (a fin de impedir su apertura cuando el vehículo estuviere en movimiento); dispositivo sonoro en la parte trasera de los ómnibus (para indicar el movimiento del vehículo en marcha atrás); dispositivo de rampa para personas con capacidades diferentes; sistema de Posición por Satélite (G.P.S.); botón de pánico; sistema de comunicación (para solicitar apoyo en anormalidades).

Agrega también otros elementos indispensables como sistema de protección antiempotramiento delantero; cinturones de seguridad; seguro de responsabilidad civil y exposición en uno de los laterales externos de los datos de la compañía aseguradora contratada y el número de póliza en vigencia.

Por último, el diputado Carlos Nivio plantea como "inexplicable la desidia y desinterés evidenciados por el oficialismo al no abordar en los plazos correspondientes la legislación sobre seguridad en el trasporte de cargas y pasajeros, para dar una solución perentoria a un motivo importante de accidentes de tránsito, que cobra cada vez más vidas de bonaerenses".

"La presentación de este proyecto, que incluye un pormenorizado análisis y justificación de los elementos de seguridad planteados como indispensables, viene a cubrir este vacío disminuyendo los riesgos, al menos en lo que a implementación técnica se refiere", finalizó el legislador marplatense.

Comentá la nota