Seguridad pide 2 millones por día para funcionar este año

Pese a que el ministro Carlos Aranda volvió a pedir la Ley de Emergencia para comprar bienes con mayor facilidad, disminuyó la partida para ese ítem y, en cambio, los mayores incrementos respecto de 2009 se produjeron en personal, servicios extraordinarios y viáticos.

El Gobierno pretende gastar este año más de 2 millones de pesos por día en Seguridad. El ministerio del área previó un presupuesto de 743,4 millones de pesos, el doble que hace tres años. Pese a que el ministro Carlos Aranda volvió a pedir la Ley de Emergencia para comprar bienes con mayor facilidad, disminuyó la partida para ese ítem y, en cambio, los mayores incrementos respecto de 2009 se produjeron en personal, servicios extraordinarios y viáticos.

"Estamos presentando un presupuesto para este año con un crecimiento del 22,15% en comparación con 2009", dijo Aranda el jueves a la mañana frente a los legisladores de la Comisión de Hacienda y Presupuesto. En 2009, la pauta fue de 608 millones de pesos; en 2008 de 519 y en 2007 de 374 millones, de acuerdo a datos oficiales.

A pesar de que no están presupuestados aumentos salariales para la policía, el 80% del presupuesto se lo lleva el personal. Según contó el ministro, este año quiere insistir con la vieja promesa de incorporar 1.000 nuevos policías.

"Como la demora en la incorporación está en cuatro meses desde que egresa un agente del Instituto de Seguridad Pública, hemos previsto que esos meses se queden con nosotros hasta que puedan ser nombrados. Por otro lado, aumentamos la beca a 500 pesos. Al 25 de diciembre último, ya se habían inscripto 1.900 aspirantes", sostuvo Aranda, que cerró el desfile de funcionarios por la Legislatura para explicar qué harán este año con el dinero.

Los ingresos por servicios extraordinarios (que son los que presta la policía en el sector privado) también serán más elevados.

"De los 17 millones previstos en la pauta de Ingresos para 2009 pasa en 2010 a más de 36 millones", se quejó el diputado Daniel Cassia, del peronismo disidente, quien fue el primero en cuestionar el gasto de los 2 millones de pesos diarios en Seguridad, a través de un informe que presentó y al que sumó 0,5 millones que corresponden a los gastos en el sistema penitenciario a cargo del Ministerio de Gobierno. Aranda justificó la suba de los servicios extraordinarios diciendo que su costo aumentó al doble.

En tanto, el diputado Luis Petri (Confe) cuestionó que se haya duplicado el presupuesto para viáticos. "Creció 91% respecto del año pasado. En 2009 la pauta era de 490 mil pesos y este año pasará a ser de 954 mil pesos", dijo el cobista. El ministro respondió que el incremento está vinculado "a la previsibilidad de los gastos en viáticos que se piensa tener para este año".

Como lo anticipó Los Andes hace una semana, Aranda tiene planeado pedir nuevamente la Emergencia en Seguridad, especialmente para comprar bienes sin necesidad de llamar a licitación.

El jueves ratificó su intención y agregó que para hacerlo tiene dos caminos alternativos: esperar que se apruebe el artículo 128 del Presupuesto general que establece superpoderes para todos los ministros que lo soliciten (algo que no será posible debido a que el oficialismo ya acordó con la oposición eliminarlo del texto) o enviar un nuevo proyecto de ley de Emergencia (como el que defendió el ex ministro Juan Carlos Aguinaga a principios de 2008 y prorrogó Carlos Ciurca hasta agosto pasado).

Pese a la insistencia del ministro en la necesidad de contar con la herramienta legal, el presupuesto para Seguridad prevé 32% menos de gasto en bienes respecto del año que acaba de terminar. "No se cumplirá el plan plurianual de compras que está planteado para que se mantenga el ritmo de adquisición de bienes todos los años" denunció Petri.

El ministro se defendió: "El plan abarcó 2008 y 2009. Gracias a la ley de Emergencia hemos podido realizar compras. Ahora apuntamos a mantener el sistema; por eso aunque tendremos menos compras, volvimos a pedir la Emergencia". Cassia cuestionó esto: "Encierra una contradicción decir que se pretende una ley de Emergencia para comprar bienes cuando se baja el presupuesto de los mismos. Esto demuestra que no hay un plan".

Comentá la nota