Seguridad: otro plan que se anuncia, otro que fracasa

Mendoza busca incorporar policías retirados para sumarlos a las tareas de lucha contra el delito, como parte de otro plan que Celso Jaque acordó con Cristina. Pero hasta el momento, de los 600 que se pensaban atraer, sólo se han interesado 30. Para llegar a las expectativas oficiales, deberán para casi cinco meses.
A finales del mes pasado el gobierno nacional y el provincial firmaron un acuerdo por el cual Mendoza recibirá $50 millones para luchar contra el delito, una de las medidas que se anunciaron en ese momento para palir la inseguridad fue reincorporar efectivos retirados a las fuerzas policiales.

Sin embargo pocos policías retirados acudieron al llamado del gobierno en la primera semana de inscripciones. Según informó el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca a MDZ, "60 efectivos se presentaron sólo para informarse no para inscribirse".

Aunque fuentes muy cercanas al área de Recursos Humanos del Ministerio, revelaron que éste número se reduce la mitad, por lo que desde la cartera que maneja Ciurca esperan una mayor convocatoria para los días posteriores a Semana Santa.

"Hasta ahora van muchos a informarse, aproximadamente se han acercado 60 policías," confirmó el funcionario que a su vez explicó: "se les da información y también una solicitud para que la completen y así comenzar los trámites de reincorporación", señaló.

Es importante recordar que estos efectivos regresarán siempre y cuando su alejamiento haya sido voluntario o por jubilación, además se los reincorporará en calidad de choferes, con posibilidad de recibir un sueldo cercano a los $2.000.

Para solventar, entre otras cosas, la reincorporación de los primeros 250 efectivos con los que el gobierno pretende contar para las fuerzas de seguridad, la Nación se comprometió a enviar $50 millones, de los cuales se esperaban la mitad por estos días.

Sin embargo, hasta la consulta de MDZ desde Seguridad no pudieron confirmar que los primeros $25 millones hayan llegada a las arcas provinciales, aunque destacaron que ya estaban en condiciones de llamar a licitación para comprar equipamiento.

Ésta medida generó en un primer momento la crítica de algunos sectores, desde Amuppol (Asociación Mutual del Personal Policial) manifestaron que con la restitución de policías retirados se iba a lograr contar con una "Policía vieja".

Su titular, Omar Alcalde, cuestionó la iniciativa oficial cuando alertó sobre la existencia de 1.200 uniformados que no han sido dados de alta por el Ministerio para incorporarse a las fuerzas de seguridad, pero que estarían en condiciones de hacerlo y que en la actualidad se ganan la vida desempeñándose en otro rubro.

Comentá la nota