Seguridad: Olavarría aún no entraría en el nuevo plan del Gobierno

Para Olavarría "aún no hay definiciones ni desplazamiento de más fuerzas de seguridad que se sumen a las ya existentes". Esto aseguró el intendente José Esverri desde la Quinta de Olivos donde este mediodía la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner y el ministro de Justicia,
Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández anunciaron el programa de "Seguridad y Convivencia Ciudadana". El jefe comunal aclaró que "el primer desplazamiento de personal será para el primer cordón del Conurbano" bonaerense y "posiblemente Mar del Plata", donde los niveles delictivos son más altos. Por eso manifestó que "hasta no tener disposiciones seguras no vamos a anunciar nada".

A través del programa de "Seguridad y Convivencia Ciudadana", se anunció que se incorporarán 4.000 retirados de las fuerzas de seguridad para que cumplan funciones en patrulleros y permitan así a los efectivos de la policía realizar tareas de prevención en la calle. Se comprarán 500 nuevos patrulleros, se sumarán las redes civiles de prevención del delito, se utilizará un sistema de GPS para saber dónde están los patrulleros, y se comprarán 21.500 celulares para poder tener más información desde la calle.

Aníbal Fernández, destacó los aportes que hace la Nación a las provincias a pesar de no tener jurisdicción sobre la policía local y marcó el compromiso del gobierno nacional para contribuir a la lucha contra el delito a través de un programa nacional.

En un mensaje pronunciado en la residencia de Olivos, Aníbal Fernández hizo un recuento de los aportes en pistolas, helicópteros, y otros instrumentos para reforzar la lucha contra el delito, pero también asumió que "es necesaria una estrategia conjunta" y "un ámbito de discusión de las políticas, como lo es el Consejo de Seguridad Interior".

Por su parte, la presidenta aseguró que "es sumamente importante incorporar a la comunidad" en el plan que busca mejorar la seguridad de la población y dijo que "este plan se realizó con la reasignación de partidas del presupuesto nacional". Y, como en otras oportunidades, reiteró que la problemática de la inseguridad "tiene también un correlato de fuerte contenido social" y, en ese sentido, dijo que "que la gente tenga trabajo es central para el tema de seguridad". "Sin trabajo, con gente mal paga, con trabajo informal, no hay plan de seguridad ni GPS ni patrullero que alcance. Que la gente tenga trabajo y sea calificado es central para el tema de seguridad", dijo la mandataria, al anunciar el plan contra la inseguridad en la residencia de Olivos.

Recordó que "los picos de inseguridad coincidieron con los picos de desocupación", como fue en la crisis del 2001 y 2002, y destacó que "no es sólo el tema de la pobreza, está comprobado que la brecha social, la convivencia de la extrema pobreza con la extrema riqueza es lo que acrecienta los niveles de inseguridad". Por eso aseguró que "es imprescindible" mantener los niveles de empleo, el modelo económico de desarrollo económico y redistribución del ingreso para bajar los niveles de inseguridad. "Hay que saber que un modelo de protección ciudadana implica necesariamente un modelo de desarrollo económico y redistribución del ingreso", dijo la presidenta durante un mensaje en la residencia de Olivos al presentar el Plan Nacional de Seguridad.

Comentá la nota