"En seguridad, el Municipio debe ser el gran coordinador"

El diputado del Partido Popular, integrante de la bancada del Frente de Todos mostró algunos ejes del plan de gobierno que prepara para ofrecerle a los vecinos de la Capital. Ya está en carrera y apuesta fuertemente a la participación ciudadana. Asegura que hay medidas urgentes como garantizar los servicios elementales y mejorar la infraestructura como el pavimento. "El intendente debe tener un gabinete itinerante", dice. Pone énfasis especial en la atención y contención de los jóvenes. "Hay que prestarle demasiada atención, tienen que tener esperanza y optimismo", sostiene
Cuentan que alguna vez San Francisco de Asís le dijo a sus discípulos que se preparasen porque saldrían a predicar. Así lo hicieron y el grupo comenzó a seguirlo por distintos sitios del pueblo, pero Francesco caminó y caminó a la vista de todos, hasta finalmente volver al monasterio. Desconcertado, uno de sus seguidores inquirió cuándo predicarían. "Ya lo hicimos", acotó el fundador de la orden franciscana.

Ésa anécdota encaja a la perfección en la idea que esboza el diputado provincial y precandidato a intendente capitalino, Pedro Braillard Poccard, sobre la importancia de la imagen que proyecta un gobernante y su ejemplo hacia abajo en la estructura institucional. "El liderazgo da mensajes todos los días", dice, para ejemplificar que si un intendente no recibe a nadie, sus funciones tampoco harán mucho por acercarse a los problemas cotidianos de los vecinos.

En una entrevista concedida a EL LIBERTADOR, el ex gobernador cuenta, acerca de su precandidatura, que siempre le gustó la tarea municipal y que aunque conoce toda la provincia, su gran desvelo es la Capital. "Me preocupa sobremanera el explosivo y desordenado crecimiento que tuvo la ciudad. La mitad de la población de la provincia está acá porque la gente huye de la extrema pobreza".

Ese comienzo de la charla es, por decirlo así, la columna vertebral de un programa de gobierno del que mostró sólo algunos ejes, pero que tienen objetivos de corto, mediano y largo plazo que apuesta a la participación ciudadana. "Estamos trabajando en ello y lo presentaremos en los próximos días", dice, con una particular visión de la gran cantidad de anotados que hay en esta carrera por la plaza que dejará vacante, a menos que ocurra un milagro, Carlos Vignolo.

Para Braillard la ciudad tiene un "enorme atraso en infraestructura" y cita dos ejemplos que, afirma, tiene muy disgustados a los vecinos: el pavimento y el alumbrado público.

Innovadora es la visión que el legislador tiene sobre cómo la Municipalidad puede involucrarse en una de las materias que preocupa a los correntinos: la seguridad. "La seguridad es un tema municipal. El gran coordinador debe ser el Municipio, con la participación vecinal, que es clave. Luego, la parte represiva del delito eso sí hay que dejárselo a la policía".

Según como lo ve Braillard Poccard, la labor municipal puede ser determinante en materia de seguridad ciudadana cuando se garantiza el alumbrado público, cuando se destinan los programas sociales con criterio y se fortalece la participación de los vecinos, con experiencias como las de barrios que ponen en marcha planes de alarmas conjuntas.

En ese sentido, el diputado celebra el caso de Lobos, en Buenos Aires, donde un intendente ideó un plan similar que redujo los índices delictivos de forma notoria y muy eficiente. Incluso el abigeato.

"También tenemos pensado un plan de lucha contra la pobreza muy fuerte, porque el 50% de los hogares capitalinos están por debajo de la línea de pobreza. Y no estará basado en dádivas sino en la integración social", afirma el precandidato.

Sobre ese punto, profundiza que la juventud es clave. "Debe haber programas para los jóvenes, donde tenemos un enorme potencial humano. Hay que prestarle demasiada atención e importancia. Ellos tienen que tener esperanza y optimismo y nuestro rol es brindarle la oportunidad para que lo tengan".

Como catedrático de Derecho Político, su saber e intuición le dice que el respeto y aprovechamiento de los mecanismos institucionales es fundamental. Por ello dice haber disfrutado mucho la ponencia de monseñor Andrés Stanovnik en la Legislatura, donde el Arzobispo habló sobre el documento de Aparecida, que justamente tiene un capítulo llamado "De habitantes a ciudadanos".

Acerca de lo puramente técnico, advierte sobre la existencia de dos ciudades, una "vieja" y otra "nueva". Y la tesis no es para nada desacertada. Para explicarla se remite a sus años mozos, cuando la "ciudad terminaba en el ex Aero Club". "Allí jugábamos o mirábamos rugby, pero con el correr de los años se fueron anexando grandes barriadas y mucha gente de esa ciudad nueva trabaja, estudia o viene a la ciudad vieja por diversos motivos. Eso hace que muchos servicios no den abasto", asegura Braillard Poccard.

CHARLA. El legislador visitó la Redacción de EL LIBERTADOR.

VECINO PROTAGONISTA

El candidato insiste una y otra vez que con la participación ciudadana se puede lograr mucho. Incluso rememora que ya desde hace algunos años, se desalentó ese motor de "aliados" que puede tener una comuna si los vecinos comienzan a involucrarse. "Estoy convencido de que el vecino debe participar, por eso estudié a fondo el documento de "Habitantes a Ciudadanos" que monseñor Stanovnik señaló en la Legislatura. Pero para eso hay que garantizarle los mecanismos"

"Pero para participar, el vecino necesita información. Le interesa y mucho la cosa pública, pero hay que brindarle información. Es una obligación del dirigente".

En esa línea, se le pregunta sobre la juventud y su grado de participación, habida cuenta del contacto que tiene en la cátedra. "En el 2002, sobre todo los jóvenes optaron por el rechazo y el castigo, pero creo que hemos superado esa etapa y se está en una de construcción. Y para construir hay que participar, como en toda democracia moderna".

"Participar retroalimenta el sistema, pero insisto, se necesita fortalecer los institutos, por ejemplo los creados en la nueva Constitución", añade, para reclamar que también la capital "debe definir su perfil". "Somos una ciudad universitaria", recalca. "En cada cosa que se plantee debe estar la participación, pero sobre todo se necesita acompañamiento en aquellas metas de largo plazo".

Y resume su vista del esquema participativo en tres puntos: las internas que hay que recuperar, el voto propiamente dicho y una forma "más rica" que consiste en acompañar las gestiones desde la institucionalidad.

A ese respecto, dice que la descentralización que comenzó el actual intendente Carlos Vignolo primeramente fue buena, pero luego se fue extinguiendo en la desidia.

Puesto a responder sobre una reciente entrevista que le hiciera el periodista Luis Alarcón al filósofo y escritor correntino Joaquín "Bebe" Meabe, donde este catedrático sostiene que la política correntina se estanca en la faz agonal de la política, es decir en la mera lucha por el poder y la puja de intereses, Braillard asegura que la historia de Corrientes, desde el Siglo XIX a esta parte tiene muchos episodios de conflictos. "Por eso nosotros apostamos al éxito", explica.

ÉXITO O FRACASO

La fórmula parece sencilla. Siempre según el candidato, una gestión municipal que se precie no tendrá término medio: o es exitosa o es un fracaso, porque no hay manera de que el vecino no conviva diariamente con los problemas cotidianos. Sale a la puerta de su casa y allí están. De modo que se los ataca o se fracasa", dice.

Es cuando despliega una idea también importante. Afirma con total convicción que el intendente debe estar al menos una vez por semana en cada lugar. "Necesita un despacho itinerante, porque si no lo hace él tampoco lo harán sus funcionarios".

En cuanto a lo estrictamente político, Braillard Poccard asegura haberse animado a la faena de ser precandidato porque cree que puede aportarle su experiencia a la Capital. "No me parece mal que haya doce o trece candidatos. Creo que es sano, porque los argentinos perdimos ese derecho que son las internas abiertas y esta situación hace las veces, salvando las distancias, de una elección primaria a la manera de los Estados Unidos. Acá, el mensaje que no llegue se irá decantando y quedarán los que sean aceptados por la ciudadanía".

Pero tampoco es ingenuo. Sabe que en política también debe ser aceptado por quienes lo acompañan. Entonces dice que le gustaría que su candidatura "sea en el marco del Frente de Todos", aunque es consciente de que hay otros que aspiran a lo mismo. "El gobernador me alentó a que haga mis propuestas", dijo.

Sobre eventuales alianzas, no quiso hablar demasiado porque le parece precipitado, pero sí vertió un concepto que pronostica cuál sería su accionar. "El año que viene es una elección ejecutiva y cada voto cuenta".

Cómo piensa

El candidato a intendente tiene definiciones políticas que revelan cuál es su pensamiento, incluso sobre hechos pasados de la historia reciente, algunos que lo tuvieron como protagonista. Tal es su paso accidentado por el Sillón de Ferré, luego de haber resultado electo por más del 70 por ciento de los sufragios.

-"La corrupción es uno de los grandes males de la Argentina y hay que erradicarla".

Además se le preguntó por aquellos que buscan puntos de comparación entre este momento de la provincia y los hechos del '99, y respondió: "Son situaciones diferentes, en aquel momento había falta de recursos y estaba embargado casi el 80 por ciento de la Coparticipación Federal. Además, el clima político estaba fuera de cauce".

Sobre sí mismo, en tanto, aseguró: "Mi labor de aquellos años no se agota en los dos años de gobernador, fui cuatro años ministro de salud, en una gestión que fue exitosa y también fui secretario de Gobierno. Pero hay algo que también es importante y creo que la gente sabe, y es que existe una gran diferencia entre cometer errores y cometer delitos. Por eso creo que tuve una nueva oportunidad en política".

Comentá la nota