Seguridad: medidas que baraja el gobierno

Mientras se pide y se espera la entrega de recursos desde la Provincia, se gestionó el desembarco de más gendarmes. No se descarta la colocación de cámaras, pero no sólo en el centro.
Sin fecha de aplicación, se analiza en el gobierno municipal una batería de medidas tendientes a mejorar la seguridad ciudadana. El marco es complejo: los hechos no cesan y los agentes no cuentan con los recursos mínimos que merecería la demanda.

¿Qué es lo que se proyecta? Ampliar la presencia de gendarmes en algunos barrios; estudiar la colocación de cámaras de seguridad no sólo en el microcentro; profundizar la difusión del plan “Cuadra Solidaria” y, como prácticamente todos los municipios, seguir golpeando las puertas de la Provincia para que lleguen más móviles, más efectivos y más recursos.

La intendenta Graciela Rosso aseguró que “en estos días llegarán más móviles”. No precisó la cantidad, pero le dijo a este medio que “habrá más autos y más motos, además de equipamiento para cada policía”.

En el Departamento Ejecutivo está en evaluación la posibilidad de colocar cámaras de seguridad. Se analizan costos, modelos, sistemas operativos y mantenimiento. No se descarta la propuesta porque el funcionario local encargado del área de Seguridad es el ex comisario Julio Quintela, quien en Ezeiza impulsó esa medida.

Rosso planteó las trabas: “El problema económico es muy pesado y por eso tenemos que analizar mucho cada gasto. Porque todos te quieren vender la tecnología y hay que ver qué es lo que sirve y en qué lugares. Tampoco es cuestión de colocar cámaras para ver más los problemas y no solucionarlos”.

“Estamos gastando en seguridad –dijo la intendenta-. Pagamos los nextel de los jefes, pagamos los servicios de la Fiscalía, pagamos el alquiler de la distrital, cubiertas y arreglos de los móviles. Y hay que ver si lo que aprueba el Concejo se condice con la recaudación que tenemos. Porque hoy no se tiene un millón de pesos para invertir en seguridad”.

Desde el Ejecutivo local se cerró el acuerdo con las autoridades nacionales para que desembarquen más gendarmes en Luján. “Eso permitirá tener una logística suficiente para esperar la llegada de más policías. Porque el déficit de personal y recursos no es exclusivo de Luján. El otro día Hugo Curto, en Tres de Febrero, me dijo que en la comisaría más importante de su distrito tiene el 50 por ciento del personal que tenía hace diez años”, planteó la jefa comunal.

- ¿Esos gendarmes se instalarían en el centro?, le preguntó este medio.

- “El plan de seguridad tiene que ser para todo el partido de Luján. No existe el privilegio del centro por el hecho de que estén los bancos. Las cámaras también tienen que colocarse lejos del centro. Y proyectamos enviar gendarmes a barrios como Los Laureles. El análisis de la situación y sus respuestas lo tiene que hacer gente que sabe. Yo puedo planificar en Salud, pero no puedo decir dónde colocar una cámara de seguridad. Y es algo que también deberían tener en cuenta en el Concejo Deliberante. Todos debemos obrar con responsabilidad. Todos los ciudadanos tienen el mismo derecho y suele ocurrir que se menoscaban los reclamos de las localidades o de los barrios. Además, un instrumento sólo para combatir la inseguridad no sirve”.

Comentá la nota