Seguridad: instalarán 93 cámaras en todo el distrito.

En la primera etapa serán 51. Se colocarán en puntos estratégicos de cada localidad. Pero no funcionarían antes de fin de año. Buscarán sumar a countries y empresas.
Finalmente, el gobierno municipal presentó ayer su esperado plan integral de seguridad, un sistema de vigilancia que tiene a la tecnología como su principal recurso.

El anuncio se resume en la instalación de 93 cámaras (51 en la primera etapa) en puntos estratégicos de todas localidades, todas ellas interconectadas entre sí a través de una red inalámbrica y con un único centro de control desde donde serán monitoreadas. Una apuesta que busca sumar herramientas al control del delito, una de las principales y más sostenidas demandas de la sociedad.

El sistema se completará con la colocación de equipos de rastreo satelital en cada móvil policial, cuyo patrullaje será controlado en tiempo real en el mismo centro de monitoreo.

El intendente Humberto Zúccaro encabezó ayer el acto en el que se presentaron los lineamientos del programa. Ante un nutrido auditorio conformado por miembros de los foros de seguridad, jefes policiales, representantes de entidades y empresas, Zúccaro ratificó que la seguridad es la mayor "problemática que encontramos en el 2003 y que continúa en el 2009".

El jefe comunal aprovechó para hacer una encendida defensa de "la institución policial" frente a "las críticas de los medios" y ratificó el compromiso de su gobierno para que el Estado municipal "sea articulador de las acciones de la policía y la Justicia".

La puesta en marcha del plan, que comenzará la semana próxima con el primer llamado a licitación, demandará la realización de obras y procesos administrativos que difícilmente sean breves: las estimaciones más optimistas del gobierno aventuran que el sistema estará en condiciones de comenzar a funcionar recién a fines de este año o incluso algo más adelante.

Vigilados

Las primeras 51 cámaras se distribuirían de la siguiente manera: siete tendrán Pilar y Presidente Derqui; las localidades de Del Viso, Manuel Alberti, Los Cachorros, La Lonja, Villa Rosa y Fátima tendrán cinco; en Manzanares, Almirante Irízar y Zelaya se instalarán dos mientras que la restante funcionará en Villa Astolfi. En una segunda etapa, se distribuirán otras 42.

Cada cámara se instará en un punto estratégico consensuado entre los foros de seguridad de cada zona, la policía y el Municipio.

De acuerdo al detalle brindado ayer por secretario de Gobierno, Ricardo Male, el subsecretario de Prevención Ciudadana, Juan Carlos Losada, y el director de Cómputos, Juan José Perotti, las cámaras serán los ojos de un sistema tecnológico mucho más amplio, que estará interconectado a través de una red inalámbrica.

Esa infraestructura de conectividad será licitada la semana que viene a un costo estimado en 1,6 millones de pesos, poco menos de la mitad de los 4 millones ya aportados por el Estado Nacional para la aplicación del plan.

Toda la información se centralizará en un Centro Operativo Municipal, donde será seguida minuto a minuto por los controladores del sistema. Hasta ahora, son 22 las personas contratadas para esa tarea, que se repartirán en tres turnos durante todo el día.

Tecnología

Según explicaron los funcionarios el sistema de vigilancia estará basado en los últimos avances en la tecnología de la información. De hecho, se instará un software especializado que permite grabar ante movimiento, identificar objetivos (desde patentes de vehículos hasta personas), y que emite alertas para los operadores ante situaciones que requieran su intervención.

Las imágenes que registren las cámaras de seguridad permanecerán guardadas durante 30 días para el caso de ser requeridas como pruebas ante la Justicia.

Los operadores del centro de control, que ya comenzaron a recibir la capacitación para esa tarea, deberán dar avisos diferenciados de acuerdo a las características de cada. Así, tanto podrán recurrir la policía como a los bomberos, emergencias médicas, defensa civil, agentes de tránsito o de control medioambiental.

A su vez, la idea es que el sistema de conectividad sirva como base para ampliar la red de vigilancia en la medida en que se sumen instituciones privadas como empresas y urbanizaciones que ya cuentenen con su sistema de cámaras.

Durante su discurso, Zúccaro se mostró en desacuerdo con la política de seguridad de Provincia y se permitió "invitar a soñar con Pilar como ciudad judicial", un proyecto que desde hace tiempo viene persiguiendo el Municipio.

Pilar, ciudad digital

El intendente Humberto Zúccaro adelantó ayer que la red inalámbrica de conectividad que instalará el Municipio como soporte del sistema de cámaras de seguridad podría tener otros usos en el futuro. Por ejemplo, permitir la interconexión de todas las oficinas municipales en una única red de datos y hasta brindar el servicio de acceso a internet a las escuelas públicas.

Comentá la nota