Seguridad: Cristina estudia un plan y Scioli analiza cambios

Seguridad: Cristina estudia un plan y Scioli analiza cambios
En la Casa Rosada están preocupados por la inseguridad bonaerense, y analizan la conveniencia de lanzar medidas que impacten en la provincia
La crisis de seguridad tiene en jaque al gobierno de Daniel Scioli, quien aún no encuentra la vuelta para tomar la iniciativa en el combate de la delincuencia, a tal punto que mira con lupa la tarea del ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, fuertemente cuestionada. Pero esta realidad también encendió las luces de alarma en la Casa Rosada, desde donde siguen con preocupación el clima que se vive en territorio bonaerense, y que también afecta a la gestión nacional. Es por ello que la presidenta Cristina Kirchner mide los tiempos y evalúa la conveniencia de lanzar algunas medidas sobre seguridad que apuntan principalmente a la provincia, y así le den un poco de oxígeno al gobernador y principal aliado de los Kirchner. También buscarán con ello darlo un golpe a la oposición. La costumbre K es mantener los detalles bajo siete llaves y trabajarlos entre cuatro paredes y sólo con sus colaboradores más cercanos. Esta no es la excepción. Un allegado al matrimonio presidencial sólo atino a contar a este diario que en los próximos días puede haber "novedades en cuánto al área de seguridad".

Sin adelantar detalles, tanto en La Plata como entre algunos integrantes de la tropa K del Congreso están también al tanto de que algo se prepara en los despachos del gobierno nacional. En este punto coincidieron las fuentes consultadas, aunque no lo hicieron a la hora de aventurar si puede haber algún tipo de anuncio en lo inmediato. Mientras que desde las huestes de Scioli desconocen si habrán novedades esta semana, desde el entorno presidencial deslizaron que se está trabajando "y puede haber alguna noticia en el mediano plazo". Un dirigente K que transita los pasillos del palacio legislativo deslizó ante este diario que un hipotético anuncio sobre seguridad quedó en "stand by debido al clima tenso que hay en la provincia".

El hermetismo que envuelve los pasos del matrimonio presidencial disparó una versión sobre el posible anuncio en materia de seguridad. Esas voces apuntaban a la posibilidad de declarar la emergencia en seguridad, una medida que piden desde la oposición. De ser así, el Gobierno haría una jugada política fuerte para desairarlos, ya que si desde la oposición quisiesen hacer algo deben esperar a que se reanuden las sesiones ordinarias en el Congreso, y esto sucederá recién en marzo, una fecha muy lejana para los tiempos que se viven en la lucha contra la delincuencia.

Para el Gobierno nacional es fundamental lo que sucede en la principal provincia del país. No sólo por la caja de resonancia, sino también porque Scioli es uno de los pocos y principales aliados que le quedan a Néstor Kirchner. Por eso cualquier movimiento que se haga depende también de las decisiones que tome el gobernador respecto de su ministro de Seguirdad. Y es que ya suena con fuerza que Stornelli tiene las horas contadas al frente de esta cartera. No es menor la falta de respaldo explícito de Scioli, quien a la hora de responder sobre la suerte del funcionario no ocultó su enojo y sostuvo que todos están siendo "evaluados".

Comentá la nota