Seguridad no canceló la deuda que tiene con los policías

Según todas las fuentes, se pagó sólo una pequeña parte de los $40 millones, a pesar de que lo prevé la ley de Emergencia.
A pesar de que la ley de Emergencia en Seguridad preveía, en enero de 2008, el pago de la deuda a los policías por incumplimiento de adicionales en la década del '90, las actualizaciones salariales sólo se cumplieron para pocos de los 5.000 uniformados. Así, los policías aún no tienen fecha cierta del pago de esa deuda que el Estado tiene con ellos y que asciende, en total, a unos 40.000 millones de pesos.

Aunque el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, se había comprometido a cumplir con su personal como una de sus primeras promesas de gestión, en agosto del año pasado, el Poder Judicial sancionó al Gobierno por la incorrecta liquidación en el pago de esos haberes.

Sin embargo -y a pesar de estar siendo consultado desde el viernes por este tema- nadie respondió desde el Ministerio sobre cuándo terminarán de ponerse al día con una deuda que ya es histórica o si es que está previsto hacerlo.

En este sentido, los miembros de la Bicameral de Seguridad que, entre otras cosas, controlan y participan de las políticas gubernamentales (ver aparte) estiman que algo se comenzó a pagar pero no saben a ciencia cierta a quiénes y qué monto. Hugo Morales -diputado del PJ Concertador y vicepresidente de la Bicameral- advirtió que el tema de las deudas monetarias deberían haber quedado saldadas con la sanción de la ley de Emergencia.

Del mismo modo, Luis Petri (Confe) advirtió no estar al tanto de lo que había cumplido el Gobierno o no, mientras que Diego Arenas (PD) -absolutamente en contra de la ley por no haber visto resultados- explicó que la intención era ponerse al día con todo lo que se adeudaba a la policía pero dijo no saber si la promesa se había cumplido.

"Creo que algo se ha pagado pero no sé cuánto. No se ha mejorado nada en líneas generales y ese es uno de los motivos por los que criticamos la ley".

Desde la mutual de los policías (Amupol), Omar Alcalde intenta conciliar. Por un lado admite que a pesar de la ley de Emergencia, es poco y nada lo que les ha llegado a los policías y, por el otro, insiste con aclarar que el gobierno de Jaque tiene buenas intenciones al respecto, por lo que espera que cumpla con su promesa lo antes posible.

Un poco más duro fue el abogado Gustavo Carobene, quien ejerce la representación de 100 efectivos que hace tiempo esperan cobrar lo que les corresponde por diversos adicionales. El letrado explica que los casos están en sus manos desde hace tiempo, por lo que ya agotó la vía administrativa, y en lo que respecta a la judicial ya está casi todo hecho.

La sanción de la Emergencia y la consiguiente disposición en su artículo 2 de una partida presupuestaria específica destinada a pagar, entre otros, estos reclamos administrativos de la Policía no deja lugar a dudas ni a interpretaciones extrañas para evadir el pago.

"Con fundamento en esta ley, pedí que mis clientes pudieran cobrar y el Tribunal resolvió favorablemente, ordenando a Fiscalía de Estado el pago inmediato", detalló Carobene quien agregó que -después de un mes- el Ministerio también fue notificado acerca de la medida.

El abogado llega a la conclusión de que "los demandantes no tienen la posibilidad de ejercitar herramientas legales que les permitan cobrar su crédito ya que existe indiferencia del Gobierno a pagar lo que deben e indecisión del Poder Judicial para ejecutar dicho cumplimiento", se despachó Carobene.

Comentá la nota