El segundo de De Vido, en la mira del fiscal del caso Skanska

Es Roberto Baratta. Buscan determinar si participó de una reunión clave.
La investigación judicial sobre el presunto pago de coimas en el caso Skanska, puso su lupa en Roberto Baratta, subsecretario de Coordinación y mano derecha del Ministro de Planificación, Julio De Vido.

El fiscal federal Eduardo Taiano solicitó una serie de medidas para que se "determinara" si Baratta participó de una reunión en la que supuestamente se armó el mecanismo de facturas truchas con el que se intentó disimular el pago de coimas para obtener los contratos de construcción de gasoductos.

Además, Taiano imputó al contador Andrés Galera, al que Adrián Félix López (titular de la firma Infinity que emitió las facturas truchas), mencionó en su declaración judicial como su contacto con De Vido.

El fiscal pidió que se determine cuáles eran los teléfonos que usaba Galera en 2005 y que se crucen sus llamados con los hombres de Planificación e Infiniti. También, que el ministerio de Planificación informe si Galera trabajó allí.

A partir de esos requerimientos y según fuentes judiciales citadas por radio Continental, el juez Norberto Oyarbide dispuso anteayer una serie de medidas: Pidió a las empresas telefónicas la información de los números de celulares que utilizaba en esa época Baratta; a la División Legajos de la Policía Federal que envíe al juzgado los prontuarios de ambos y a la Unidad de Información Financiera si tienen abierto algún expediente que involucre a alguno de ellos con el lavado de dinero. Además, solicitó a la jefatura de Gabinete que le informe si Galera prestó servicios en alguna repartición pública.

Además, el jueves también se realizó un allanamiento en las oficinas de Galera en Tucumán 141.

Esta nueva etapa de la investigación se disparó a partir de la declaración judicial y a varios medios periodísticos que realizara López en agosto, contando los detalles de la operación para ocultar los sobornos.

López mencionó al ex titular de Nación Fideicomisos, Néstor Ulloa y a Galera como los contactos entre el Gobierno y la estructura de facturas truchas.

En concreto, Galera le habría solicitado a López la conformación de esa estructura en una reunión en 2005 en el Hotel Regal Pacific, según le contó el titular de Inifiniti a la revista Noticias.

Ahora, Taiano indicó en su escrito que "deberá determinarse si Roberto Baratta, en su calidad de Subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal Inversión Pública y Servicios de la Nación, participó de la mencionada reunión".

En el 2007, cuando el entonces fiscal Carlos Stornelli pidió la indagatoria de Ulloa y del titular del ENARGAS, Fulvio Madaro, el presidente Néstor Kirchner los echó a ambos y habló de "corrupción entre privados". Actualmente, Stornelli es el ministro de Seguridad del gobernador Daniel Scioli.

Ulloa y Madaro debieron dejar sus cargos y ya están procesados por el juez penal tributario Javier López Biscayart, que investiga la evasión impositiva en el caso Skanska.

Comentá la nota