En el segundo trimestre de 2009 no se detuvo la fuga de divisas.

Fue de u$s5.519 M y suma más de u$s43.000 M desde 2007, según el Banco Central. La pérdida de capitales no se profundizó y fue inferior a los picos del año pasado.
La fuga de capitales totaliza, desde el segundo trimestre de 2007 un total de u$s43.180,7 M, mientras que la suma del ítem en el primer semestre de 2009 asciende a 11.195 millones de la misma moneda.

En el informe del Banco Central citado por el diario La Nación, se recordó que una parte importante de egreso de divisas se volcó a los depósitos en dólares, lo que fue interpretado con un signo de confianza de los inversores en el sistema financiero, mientras que también se señaló que ese dinero suele ser usado por empresas para pagar deudas con giros al exterior.

En tanto, la consultora Econométrica interpreta que el "deterioro del superávit fiscal" es importante "un factor de riesgo" que alienta la salida de capitales. En ese esquema, se interpreta que una devaluación del peso podría licuar el gasto público y aumentar la recaudación en pesos por medios de las retenciones a las exportaciones.

Por su parte, el economista jefe de Econviews, Eric Ritondale, señaló que "para bajar la salida de capitales hay que desacelerar el gasto público. Eso reduciría la expectativa de devaluación y de problemas fiscales".

Comentá la nota