Segundo round entre Moreno y las firmas frutícolas

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, recibirá hoy nuevamente a los ejecutivos frutícolas del Valle, tras el primer encuentro dominado por impetuosas exigencias del funcionario de un nuevo precio de la fruta
El encuentro será a las 18 en Buenos Aires.

El funcionario adelantó en la última reunión que quiere para hoy un número que mejore las liquidaciones que las empresas entregaron a los productores por su fruta comercializada. Pero, tal parece, este número no existe.

El miércoles los exportadores mantuvieron sendas reuniones para intentar llevar una postura única al controvertido secretario de Comercio. Sin embargo, las divisiones entre el empresariado continúan y a primera hora de la tarde de hoy -previo al encuentro con Moreno- mantendrán una nueva reunión en Buenos Aires para intentar dar respuesta a las exigencias oficiales.

"No llevamos ningún número", sentenció uno de los ejecutivos enrolado en la "líneas dura" de la CAFI al ser consultado telefónicamente por el tema. El frente empresarial pareciera estar quebrado ya que es muy difícil unificar un criterio para mejorar la posición de los productores.

Por un lado están aquellas empresas que "quieren llegar a un acuerdo", que son las exportadoras que compran el bulto de fruta cerrado para ser comercializado al exterior.

Por el otro, las que compran fruta a los productores para luego embalarla, que son los que más duro están en ceder posiciones frente a la ofensiva de Moreno.

Además está la realidad que tiene cada empresa en la presente temporada frente al mercado. Todas aquellas firmas que priorizaron sus exportaciones hacia destinos que terminaron siendo "complejos", como es el caso del norte de Europa y venta a supermercados en el centro del viejo continente, están en una posición de debilidad, ya que los retornos en estos mercados fueron muy bajos y no dan mucho margen para poder llegar a los 22 centavos de dólar que pide, como mínimo, Moreno por la fruta de calidad.

Otro escenario distinto, tienen aquellas firmas que reorientaron gran parte de su oferta exportable a Brasil, o el mercado interno, donde los precios de la fruta fueron muy buenos.

Para algunos empresarios, ceder a las presiones es "entrar en el juego del gobierno".

Comentá la nota