Segunda lectura del Presupuesto modifica el cobro del impuesto al juego (tragamonedas)

Las empresas concesionarias serán agentes de retención, y la Provincia cada 15 días cobrará el 5% de los premios. Anoche se estudiaban medidas para el sector de salud, pero no había certezas que sean tratadas hoy en la Legislatura.
En la segunda lectura del Presupuesto 2009 que se realizará hoy, el oficialismo introdujo modificaciones en el Código Tributario para eficientizar la recaudación del impuesto que grava un 5% los premios de tragamonedas y casinos. Las empresas concesionarias de slots serán agentes de retención, y la Provincia cada 15 días cobrará la tasa que le corresponde sobre quienes ganan.

En un giro para ajustar la recaudación del impuesto al juego, la Legislatura provincial aprobará hoy en segunda lectura el Presupuesto Provincial 2009, ocasión en que introducirá una adecuación al mecanismo que le permita percibir el 5% cada vez que alguien gana un premio en las tragamonedas.

También se eliminó el artículo 29 de la Ley Madre, dejando sin la posibilidad realizar contrataciones directas a la Provincia a nivel de secretarías de Estado, y una redistribución de fondos en la Secretaría de Deportes para ser transferidos al sector privado.

Anoche se estudiaba la posibilidad de conceder facilidades impositivas al sector de clínicas y sanatorios, que solicitaron no pagar Ingresos Brutos y exenciones en el Impuesto Inmobiliario, debida a la delicada situación económica financiera por la que atraviesa el sector.

La modificación al impuesto al juego incluida en esta segunda lectura del Presupuesto y el Código Tributario, es una adecuación matemática por la cual la Provincia pasará a cobrar de las salas de tragamonedas el impuesto, ante la inexistencia de un software que permita deducir el 5 por ciento de los premios.

El titular de la Comisión de Economía, Dante Heredia, adelantó a LA MAÑANA que pese a las quejas de la concesionaria CET en este sentido, la Provincia buscará ajustar este mecanismo, cuyos fondos van a engrosar los ingresos del Paicor (Programa de Asistencia Integral de Córdoba), y que la acción “no afectará la rentabilidad de las empresas”.

La Lotería de Córdoba Sociedad del Estado comenzó a partir del 14 de agosto pasado a aplicar en los premios pagados por esa entidad a los jugadores una deducción de dos a cinco por ciento según el juego, mientras que para los casinos y tragamonedas estableció una del 5 por ciento.

En el caso de las tragamonedas y casinos, la deducción se realizará cuando el jugador canjee las fichas ganadas por dinero, ocasión en que la Provincia o la empresa concesionaria se convertirá en el agente de retención al igual que todos los juegos de paño como es la ruleta o el black jack.

La previsión es recaudar unos 250 millones de pesos anuales con este impuesto al juego, si se suma lo que se recauda en concepto de lotería, quiniela, máquinas tragamonedas, juegos de paño y bingos, una cifra que aparece como excesiva aunque en ella se incluyan los cánones por la concesión de las tragamonedas.

Contrataciones directas

Con la eliminación del artículo 29 del Presupuesto, a partir del año próximo, ninguna secretaría de Estado o repartición de menor nivel poseerá un índice que los habilite a realizar contrataciones directas (sin licitación previa), facultad que sólo quedará para el Poder Ejecutivo provincial.

La medida va en la misma dirección que la ya anunciada por el secretario General de la Gobernación, Ricardo Sosa, en la que se eliminaron los gastos reservados del gobernador, quedando una partida sólo para el área de Seguridad.

Asimismo se dispuso una readecuación presupuestaria para que la Secretaría de Deportes disponga de una partida de 1.800.000 pesos para transferir al sector privado.

Comentá la nota