Por segunda vez consecutiva no trabajaron en el Concejo por faltazo de la oposición

El Concejo Municipal de Resistencia no pudo sesionar ayer por segunda vez consecutiva, como consecuencia del faltazo de los concejales de la oposición, que apelaron a la falta de quórum para que la Alianza no apruebe con simple mayoría la baja de María Alejandra Carballeira y habilite la incorporación al cuerpo de la concejala suplente, María Martina.
Concejales justicialistas habían adelantado la decisión de no dar quórum para evitar que el oficialismo apruebe con mayoría simple la baja de Carballeira. En ese sentido, se argumentó que no se habían dado todos los pasos legales para llegar a esa instancia.

El presidente del Concejo, José Barbetti, dijo que se sentía desilusionado con el faltazo de la oposición. "Con esta ausencia se dejan de analizar importantes temas que necesitan una definición, porque así lo espera la comunidad de Resistencia", sostuvo.

"Volvemos a dejar a la ciudadanía sin respuestas y otra vez no vamos a poder tratar la baja de Marilyn Carballeira y tampoco el asunto de la instalación de Wall Mart", añadió Barbetti.

Entre los temas que debían tratarse ayer figuraban un despacho de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de una resolución, cuyo autor es Barbetti, en la que se aconsejaba otorgar la baja a Carballeira.

"La oposición sostiene que debe haber una curatela para luego emitir su voto, algo que nosotros no estamos de acuerdo ya que hemos realizado todos los pasos legales y entendemos que jubilarla a Carballeira es el camino correcto", sostuvo Barbetti.

"Pero además de este tema dejamos sin tratar otro muy importante como lo es el despacho de la Comisión de Obras Públicas donde expresa no dar lugar a la medida de excepción a la instalación del supermercado Wall Mart, y así poder brindarle a los comercios locales la tranquilidad necesaria para seguir trabajando", agregó.

Los demás concejales aliancistas Walter Carbajal, Ebe Arechavala, Carlos Cabrera y Vanesa Imfeld, coincidieron con Barbetti, y criticaron la ausencia de la oposición. "Es evidente que no quieren que recuperemos la banca que legalmente tenemos", señalaron.

"Es una clara maniobra política para impedir que la Alianza vuelva a tener los seis concejales que legítimamente somos, tal como la gente se expresó en las elecciones de 2007", agregaron los concejales aliancistas.

El bloque justicialista, por su parte, sostuvo que no se puede aprobar la baja de Carballeira sin el paso legal que consiste en que la justicia designe un curador que represente a la concejal, que permanece en estado vegetativo.

Comentá la nota