La Segunda anuncia corte de boletas.

Esta sección presenta como característica tener 4 grandes ciudades que definen, en gran medida, la elección y representan el 60 % del electorado. A saber: San Nicolás, con sus 100 mil electores, Pergamino y Zárate, con unos 75 mil cada uno, y San Pedro con unos 39 mil. Además de estos cuatros distritos también forman parte de la sección otros once distritos que tienen entre 23 mil y 9 mil electores, ciudades de similares características que en orden decreciente sus padrones se achican por 1000 electores.
La elección de diputados presenta la característica que para entrar en el reparto de bancas hay que llegar al 9,09% de los votos positivos. Con los 320 mil votos positivos que habrá en la sección, el piso se ubicará en algo menos de 30 mil votos positivos, algo que los tres competidores no dudan en obtener. Pero hasta dónde suben unos y bajan otros es lo que nadie sabe en el interior de la provincia de Buenos Aires donde las encuestas reflejan una gran brecha entre la parte nacional de la boleta y la regional y local.

El fenómeno de la elección, en términos de encuestas, es el crecimiento de la figura de Francisco De Narváez, quien mide bien en el interior de la provincia pero nadie sabe qué pasará con sus propuestas regionales y locales, donde el ACyS parecería mejor armado, con intendentes y referentes mejor identificados por los electores.

La línea de definición es la de 90 mil votos. Quien pase esa línea podrá lograr 4 diputados por resto y quien no la pase deberá conformarse con 3. Desde U-Pro consideran que están peleando la elección con el Acuerdo e idéntica sensación tiene en el Acuerdo; en el FJpV creen que pelean con U-Pro y ubican tercero al Acuerdo.

Cuesta creer que FJpV pueda ser tercero en la sección pero eso es lo que están palpando los que llevan la campaña al hombro en la arena electoral, sin duda es el efecto soja que se cola en los humores de la gente en este lugar donde se encuentra el triángulo de oro de la provincia agroganadera.

Comentá la nota