Según Tressens, no hay claridad para tomar decisiones a futuro

Desde Hacienda abonan el discurso oficial: no hay nuevos fondos y los que lleguen no serán suficientes. El Ministro acusó a algunos gremios de adoptar una actitud de oposición al Gobierno, de los cuales, dijo, “se puede esperar cualquier cosa”.
De cara a una semana que promete reclamos del orden salarial por parte de distintos sectores de la administración pública provincial, el ministro de Hacienda y Finanzas, Sergio Tressens, salió ayer a cuestionar el accionar de algunos gremios de Corrientes y a señalar que no se puede hablar de aumentos salariales ante la falta de certeza y claridad con relación al futuro.

La tan reclamada firma del Programa de Asistencia Financiera (PAF) trajo consigo la reactivación del planteo sindical a partir de un pedido que había formulado el propio Ejecutivo a los gremialistas: no hablar de incrementos salariales hasta tanto se firme el convenio de reprogramación de deudas provinciales a vencer este año.

Con el PAF firmado, los referentes de la Multisectorial de gremios anunciaron que irán por un aumento salarial del 25% antes de fin de año, lo cual fue duramente cuestionado por el titular de la cartera económica del Gobierno de Arturo Colombi.

“Hay gremios con un claro comportamiento político de oposición al Gobierno. Y de ellos podemos esperar cualquier cosa, es probable que tengan determinado accionar”, disparó Tressens; tras lo cual rescató a otros gremios que “son más racionales, entienden la situación y defienden al trabajador como corresponde”, sin llevar adelante medidas de fuerzas.

En un intento por clarificar el compromiso adoptado meses atrás y el discurso actual, el Ministro de Hacienda explicó que “a comienzos del segundo semestre dijimos que era probable que pudiéramos dar un paliativo, pero el marco financiero era distinto”.

“Siempre se supeditó esta cuestión al PAF; ahora lo tenemos, pero es un papel firmado, es un convenio que debe aprobarse con una mayoría especial en la Legislatura, y después se torna operativo el convenio, pero no tenemos certeza sobre los montos ni sobre el momento en que vendrán”, se justificó el funcionario provincial.

En el mismo todo, aseguro que “hoy la situación de caja no varió para nada”. “No tenemos un solo peso más, no podemos tomar decisiones a futuro cuando el futuro no lo tenemos claro; es razonable que sea así y se entienda la realidad”, remarcó.

Para el Ejecutivo, la única medida posible pasa por “paliativo” antes de fin de año, por única vez, que también depende de los resultados de las gestiones que se encaren esta semana en Capital Federal con los funcionarios nacionales.

La predicción de Tressens para el año entrante fue más que negativa: caída en los montos de coparticipación a partir de menores niveles de actividad económica que influirán en la recaudación de los impuestos. “Ante ese panorama, tomamos dos decisiones básicas: una, la continuidad de los contratos en el Estado, porque no vamos a dejar gente sin empleo, cosa que ya pasa en el sector privado. Y lo otro es hacer los ajustes necesarios en el plan de obras, para prever el pago de sueldos del año próximo”, puntualizó.

Así, según el Ministro de Hacienda, “la gente debe tener en claro que esta crisis tendrá su mayor expresión a fines del primer trimestre del año que viene”. Entre tanto, se sustenta el discurso oficial con el objetivo de preparar la respuesta a los gremios frente al reclamo de recomposición salarial, con el PAF firmado: no hay previsión sobre los fondos para otorgar aumentos y los que lleguen serán para cubrir lo que ya pagó la Provincia por su deuda.

Comentá la nota