Según la UCR, el 80% de las sesiones se va en declaracionismo

El pasado viernes, el bloque de la Unión Cívica Radical presentó un proyecto de modificación del reglamento interno del Concejo, que apunta a optimizar los tiempos de trabajo del cuerpo legislativo.
De acuerdo a los ediles del centenario partido, el 80% de las sesiones son beneplácitos, repudios, agravios, etcétera, y sólo en un 20% se tratan proyectos de ordenanza destinados a todos los vecinos.

Con ese argumento, la iniciativa procura que todas las manifestaciones de ese tipo adquieran forma de proyecto, y pasen a tratarse en comisión de Labor Parlamentaria y sea votado en sesión ordinaria, sin fundamentación.

"Se presentará en forma de proyecto de declaración toda manifestación de beneplácito, repudio, agravio, felicitaciones o deseo", reza el texto radical que modificaría el artículo 109 del reglamento interno.

Y continúa: "Las manifestaciones de beneplácito referidas a congresos, seminarios, encuentros, jornadas o eventos de características similares, serán resueltos en la comisión de Labor Parlamentaria".

"Si hay unanimidad, el resolutorio del Decreto será leído en la sesión por Secretaría, no serán fundamentados en el recinto y se hará entrega de la declaración del cuerpo a través de Viceintendencia, quien invitará al acto a los distintos bloques. En caso de existir diferentes posiciones será girado a Comisión", finaliza.

El concejal radical Marcelo Cossar aseguró que la iniciativa sería beneficiosa en varios sentidos. "En primer lugar, agilizar nos permitiría llegar a tiempo con ciertas declaraciones que son necesarias para una fecha, por ejemplo un aniversario, cosa que casi nunca sucede; en segundo lugar, descomprimimos el trabajo en sesión y en comisión para poder tratar con urgencia cuestiones que benefician a toda la sociedad", afirmó.

Cossar llamó a sus colegas del Concejo a prestar consenso para la modificación. "Es momento de que nosotros dimensionemos el lugar que ocupamos, la responsabilidad que implica una banca en el Concejo Deliberante de una ciudad que está padeciendo profundas insuficiencias, y en lugar de dedicar toda una sesión a los beneplácitos, trabajemos para sacar adelante a Córdoba", concluyó.

Para que el proyecto prospere, serán necesarios dos tercios del total de miembros del Concejo Deliberante. Siendo que son 31, la UCR precisará 21 votos.

Comentá la nota