Según los productores, al final el Estado indujo a una baja de precio del durazno

Fijó $ 0,25 por kilo y condicionó así la demanda; se estaba pagando $ 0,35. Todavía no arrancan los créditos a tasa 0.
La cosecha de duraznos para pulpa en Mendoza, por su tamaño la más importante dentro del sector frutícola provincial, ya casi terminó sin que se ponga en marcha hasta ahora el plan de ayuda propuesto por el Gobierno. Y lo que es peor, los $ 0,25 por kilo de precio mínimo que salió a fijar el Estado llevó a bajar, en algunos casos, los valores que el mismo mercado estaba fijando en torno a los $ 0,35 por kilo, según fuentes del sector.

Los productores del Sur y del Este de la provincia ya terminaron la cosecha de duraznos sin que aún se implemente la medida oficial de apoyo para la fruta que se destina a pulpa.

Según el anuncio del Gobierno provincial, aquellos industriales que se comprometieran a pagar el durazno para pulpa a $ 0,25 el kilo, podrían obtener desde el Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTyC) créditos a tasa cero con un plazo de 15 meses para devolverlo.

Aun los industriales no han recibido ningún crédito. Al respecto, José Luis Alvarez, director del FTyC, dijo, sin especificar la cantidad de kilos de durazno, que "hay 3 carpetas en estudio de las empresas AVA, Molto y Proam de San Rafael. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el viernes se aprobó la línea".

Con la medida oficial, a los industriales se le redujeron un 30% los costos de la materia prima, ya que tenían previsto pagar un precio mayor, cercano a los $ 0,35, indican los referentes del sector. De esta manera y guiándose con el parámetro de precios oficiales, los empresarios locales estarían dispuestos a concretar operaciones con el productor a precios cercanos a los $ 0,25 por kilo, sin tener la urgencia de recibir los créditos del FTyC, advierten fuentes del sector.

Al respecto, Horacio Meli, presidente de la Cámara de Agricultura e Industria de Tupungato, dijo que "con la medida, las fábricas se han puesto en actividad aunque no sé si tomarán los créditos".

Por su parte, Alejandro Fadel, de la Cámara de Tunuyán, aclaró que "antes del plan del Gobierno los industriales no recibían mucho volumen de fruta, y ahora están dispuesto a recibir toda la producción".

Respecto a las empresas que recibirían los créditos a tasas cero, Humberto Pielmarini de la empresa Dulcor SA, indicó que "a nosotros no nos invitaron a participar de la medida anunciada, y estamos pagando entre $ 0,25 y $ 0,30 el kilo para durazno de pulpa". Fadel, y Daniel Nieto, de la Asociación de Productores de Durazno, agregaron que "que el precio de la fruta se está pagando a $ 0,30, en el Sur y Este de la provincia, sin los créditos del FTyC".

Regresión

La medida, aunque aún no se implementa, no ha sido bienvenida para los productores de fincas con mayoría de hectáreas, quienes tenían pactado con los industriales su producción a más de $ 0,35 por kilo, pero con el anuncio del Gobierno de salir a marcar la cancha con $ 0,25 el kilo, han debido ajustarse a la baja.

Respecto a la venta de la misma, Daniel Nieto de la Asociación de Productores de Duraznos, aclaró que "es muy poca la fruta que falta colocar, como consecuencia de los bajos precios y por las tormentas graniceras que redujeron la producción".

A valores cercanos a los $ 0,25 el kilo para durazno de pulpa, la situación económica de los productores estaría muy comprometida teniendo en cuenta la próxima campaña.

En este sentido, Horacio Meli dijo que "la medida ha sido sólo un paliativo para los productores, ya que el rendimiento de una hectárea es de 35.000 kilos aproximadamente, entonces a $ 0,25 el kilo, significa $ 9.000 de ingresos, mientras que el costo total por hectárea es de U$S 5.200 ($ 18.000)". Con estos costos, habrá serios problemas con vistas al próximo año.

Corto plazo incierto

Por su parte, los referentes del sector continúan expectantes respecto a si se podrá colocar la pulpa en el mercado internacional, ya que si se logra superar los U$S 700 por tonelada de pulpa, habría una compensación para los productores primarios siempre y cuando entren en la operatoria del Gobierno.

En este sentido, Piermarini resaltó que "los brokers de pulpa aún no tienen pedidos, y si se compara con el año pasado a esta altura teníamos todo vendido. En el escenario más pesimista podemos llegar a quedar stockeados para el año que viene".

Según indican los productores del sector: "Con los valores que se están manejando actualmente para el durazno de pulpa, el panorama no es para nada alentador, ya que será muy difícil realizar la poda de junio próximo y será menos posible realizar el mantenimiento de las fincas frente a la crisis y a la descapitalización de los productores de durazno".

Comentá la nota