Según el presupuesto, la autovía tardará quince años en hacerse

La Nación aportará en el 2010 el doble de fondos para rutas. Sin embargo, la obra vial en la ruta 36 se redujo de $ 300 millones a $ 97 millones. Si por año se invierten sólo $ 20 millones, irá a paso lento.
Según las asignaciones de partidas contempladas en el presupuesto plurianual de la Nación, que va del año 2010 al 2012, la autovía Río Cuarto-Córdoba tardará quince años en hacerse.

En el presupuesto en cuestión, la inversión destinada a la obra vial es de $ 97 millones. Sin embargo, en el marco de la iniciativa privada, impulsada por el Grupo Eurnekian, el Estado se comprometió a aportar $ 300 millones.

De acuerdo al proyecto en el que figuran los gastos y también el cálculo de recursos, en el 2010 la partida asignada a la autovía es de $ 28 millones.

En tanto, para el 2011 figuran $ 25,5 millones y, en el 2012, $ 13 millones.

Considerando pues que la inversión promedio por año ronda los $ 20 millones y teniendo en cuenta que el compromiso asumido es el de aportar un total de $ 300 millones, la autovía tardará quince años en concretarse.

Como informó PUNTAL el domingo, la Dirección Nacional de Vialidad (DVN) le dio un ultimátum al grupo empresario que ganó la licitación.

Le dijo que si en treinta días no inicia la obra vial se le rescindirá el contrato. En ese caso, la Nación se hará cargo de los trabajos.

La inversión total asciende a $ 720 millones, dado que el Grupo Eurnekian se comprometió a aportar $ 420 millones.

En el Presupuesto 2010, la Nación asignó fondos para obras viales por casi $ 600 millones, cuando en el 2009 había cerca de $ 300 millones, según se informó.

Sin embargo, la partida de la autovía a Córdoba se redujo al 32 por ciento de lo prometido y la inversión año tras año deja entrever que el ritmo de obra será lentísimo.

Según el proyecto técnico la autovía tendrá 177 kilómetros de extensión, by pass y doble calzada.

En otro orden, la Comisión Fundadora de la Universidad Nacional de Río Cuarto rechazó la construcción de autovías a través del sistema vinculado con el peaje.

"Vemos que todos estos anuncios son, en realidad, una mentira. Proponemos, en cambio, la construcción de autopistas libres de peaje. Por eso, seguimos respaldando el Plan Laura", dijo a PUNTAL Víctor Yoma, integrante de la citada comisión.

Comentá la nota