Según la Policía descendió 33% la cantidad de delitos

El jefe departamental presentó al intendente un informe sobre los últimos 6 meses de gestión a cargo de la policía, donde consigna que hubo una fuerte descenso de robos, hurtos y asaltos.

El jefe de la Policía Departamental, Osvaldo Castelli, le presentó ayer al intendente Gustavo Pulti un trabajo estadístico acerca de la actuación de la Policía Bonaerense durante los últimos seis meses de este año, en el que se advierte que el delito se redujo en Mar del Plata en un 33% respecto del mismo período de 2008.

De acuerdo a los datos aportados por el funcionario policial, entre abril y setiembre de 2009 la fuerza verificó un notable descenso en el número de asaltos, robos, hurtos y sustracción de automotores, a la vez que fueron secuestradas 340 armas que estaban en poder de delincuentes.

Desde el municipio elogiaron la tarea desarrollada por la policía a la vez que destacaron el resultado del trabajo conjunto que se viene realizando para combatir la inseguridad, con el aporte de fondos por parte de la comuna para asegurar la provisión de combustible a los patrulleros y garantizar la presencia de efectivos de la Prefectura en la vía pública.

Luego de reunirse con el jefe comunal y el secretario de Gobierno, Ariel Ciano, el comisionado Castelli le brindó a la prensa un resumen de las estadísticas que le acercó al intendente y destacó los buenos resultados obtenidos durante los últimos meses. "Con esto no queremos decir que se haya llegado a una solución ya que tenemos que sostener un esfuerzo cotidiano para mejorar la seguridad y cumplir con el propósito de que cada ciudadano advierta una reducción en los hechos delictivos", señaló.

El dato más relevante contenido dentro del informe se vincula con la reducción global en la cantidad de delitos prevenibles verificada por la policía, que pasó de un total de 4.987 en 2008 a 3.352 entre abril y setiembre de este año.

Las bajas más notorias se registraron en el caso de los asaltos, robos y hurtos. En relación a la sustracción de automotores, la tasa tuvo un descenso más moderado mientras que, entre los homicidios se registraron 33 casos, lo que representa una cifra muy similar a la de 34 verificada el año pasado. No obstante, dentro de este número figuran tanto los asesinatos "prevenibles" como aquellos que fueron cometidos por razones particulares, como ajustes de cuentas, crimenes pasionales o problemas de convivencia.

Castelli puso ayer el acento en otros aspectos del informe al destacar que durante el período analizado la Policía de la Provincia "tuvo una mayor operatividad" al "duplicar la cantidad de órdenes de servicio en la vía pública", pudiendo "esclarecer un 8% más de hechos" que en 2008.

En este sentido destacó el "apoyo de la Municipalidad y la colaboración de la Prefectura", lo que permitió reforzar la presencia policial en las calles.

Pese a las mejoras en las cifras, Castelli explicó que se llevan contabilizados 16 enfrentamientos armados en los cuales hubo 8 personas abatidas y 3 policías heridos. "Esto es algo que demuestra la agresividad de los delincuentes", dijo al respecto.

Por su parte el secretario de Gobierno Ariel Ciano recordó que "la policía Bonaerense recibe 1.500 litros de combustible por día y 1.000 la Prefectura, posibilitando una mayor cantidad de patrullajes preventivos."

"Siempre se puede mejorar, es difícil sólo hablar de estadísticas en un tema como la inseguridad que nos golpea cotidianamente. Nosotros lo que hacemos es colaborar con todo lo que puede el municipio tanto con la Policía como con la Prefectura. Está claro que la responsabilidad de la seguridad no es del municipio pero no nos hacemos los distraídos. Por eso escuchamos los reclamos genuinos de los vecinos, y aportamos todo lo que podemos desde nuestro lugar", afirmó el funcionario municipal.

Comentá la nota