Según la oposición, la Provincia no está bien administrada

Cuestionan la política presupuestaria oficial.
La Provincia pierde miles de millones de pesos año tras año, mientras el Gobierno no puede explicar qué ha hecho con los recursos que manejó durante seis años. Por el contrario, sólo ha profundizado la dependencia de Tucumán con la Nación. Estas son las principales acusaciones que los legisladores de la oposición plantean contra la gestión de José Alperovich.

"En el actual esquema, las provincias son claras perdedoras", asevera Esteban Jerez (bloque Alberdi). El opositor asegura que si se aplicara la actual Ley de Coparticipación Federal de impuestos (Ley 23.548), la distribución de recursos debería ser de un 57,4% para las provincias y de un 41.6% para el Gobierno Nacional. "Pero hoy, el Sector Público Nacional estaría recibiendo el 76.3%, mientras que para las provincias queda el 23.7% restante", estima.

"Esto implica que nuestra provincia habría dejado de percibir $ 3.479 millones durante este año, y que resignaría unos $ 3.915 millones en 2010. Pero en vez de demandar el cumplimiento de la ley, el gobernador viaja permanentemente a Buenos Aires con rodilleras, para rogar que le den menos de lo que le corresponde", dispara.

Empleomanía

El laborista Osvaldo Cirnigliaro, con gráficos de barra en mano, sostiene que del total de recursos administrados por los gobiernos tucumanos en los últimos 20 años, el 75% fue manejado por Alperovich, como gobernador.

"Estamos hablando de 8.000 millones de dólares en la mano de una sola persona, sin control administrativo y sin control político, porque jamás se analizó en esta Legislatura la rendición de cuentas del gobernador", condena.

Según Cirnigliaro, pese a la bonanza, el alperovichismo, lejos de conceder el 82% móvil a los pasivos, sigue jubilando estatales con haberes de $ 300. "A la par, desató la empleomanía: Ramón Ortega nombró 2.600 empleados; Julio Miranda, 2.759; y Alperovich designó 20.135", aseveró.

Hipotecados

"La pregunta que cabe formularle a Alperovich es por qué decidió, en lugar de darle genuina autonomía a la Provincia, hipotecarla del todo", sentencia Ricardo Bussi.

El titular de Fuerza Republicana precisó que, en el quinquenio 1998-2002, la suma de los presupuestos provinciales arroja un total de $ 6.669 millones.

"Alperovich manejó $ 28.000 millones. Lo increible es que, cuando llegó al Gobierno, la deuda pública rondaba los 2.400 millones de pesos. Seís añós después, el pasivo prácticamente se duplicó y ahora supera los 4.400 millones de pesos. Así que seguiremos rehenes de la Nación", lamenta.

Comentá la nota