Según la oposición, peligra la independencia judicial

El ministro de Gobierno señaló que el PE no intervino en la elaboración del proyecto que el oficialismo sancionará hoy en la Legislatura. Los dirigentes enfrentados con el alperovichismo coinciden en que sólo se busca que el gobernador designe magistrados a dedo.
“Sancionar una Ley de Subrogancias era la menos feliz de las posibilidades”, sostuvo Patricio Rovira, coordinador del área de Justicia de la ONG Andhes. El dirigente criticó que la Legislatura vaya a aprobar un régimen que delega en el Ejecutivo la designación de jueces interinos y reclamó la reglamentación de un Consejo Asesor de la Magistratura equilibrado. Los candidatos de las dos listas coincidieron en repudiar las designaciones discrecionales

Habrá magistrados de primera y de segunda categoría

Tras una intensa acción proselitista, los abogados eligen 16 cargos clave

“Es un nuevo cheque en blanco para el Ejecutivo”

Aprobarán hoy la polémica Ley de Subrogancias

Con el silencio de la Casa de Gobierno, de un lado, y el virulento repudio de la oposición, del otro, el oficialismo legislativo se encamina a sancionar hoy una polémica Ley de Subrogancias, por la cual se habilitará al gobernador José Alperovich a seleccionar discrecionalmente a los jueces interinos que cubran vacancias en Tribunales.

El ministro de Gobierno de la provincia, Edmundo Jiménez, manifestó a LA GACETA que no consideraba prudente pronunciarse respecto de la iniciativa hasta tanto no sea sancionada. Y remarcó que el Poder Ejecutivo no intervino en la elaboración de la iniciativa.

La propuesta, justamente, llegará al recinto con dos dictámenes de la comisión de Legislación General: uno por la mayoría (lo refrendan Carolina Vargas Aignasse, Alfredo Quinteros, Jorge Mendía, Carlos Canevaro, Reinaldo Jiménez y Armando Cortalezzi), que recomienda su aprobación; y otro por la minoría (lo firma Esteban Jerez), que aconseja el rechazo.

“No corresponde la declaración de emergencia del Poder Judicial (está previsto en el primer punto del proyecto del oficialismo), en términos absolutos y sin respetar límites temporales ni materiales. Eso se traduce en la facultad de hacerle al Poder Judicial lo que se les venga en ganas”, advirtió Jerez.

El opositor cuestionó también que el régimen avalado por el alperovichismo no contemple la participación del Colegio de Abogados ni de la Corte Suprema en la selección de los postulantes. “Son estamentos insoslayables”, aseveró.

“El proyecto no tuvo en cuenta ninguno de los parámetros de la Ley Nacional de Subrogancias como orientación, ni la voluminosa jurisprudencia y doctrina que hay al respecto. Esta iniciativa es la excusa ideal del gobernador para designar a dedo a los jueces”, señaló, para advertir que si la norma se sanciona en estos términos, terminará siento judicializada.

Por asalto

El titular de FR, Ricardo Bussi, aseguró que la Ley de Subrogancias que impulsa el oficialismo representa una perversión institucional. “El alperovichismo es el responsable de la crisis que atraviesa el Poder Judicial, porque bastardeó el sistema de selección de jueces con la reforma constitucional de 2006, que terminó objetada por la Justicia. Ahora, el Gobierno va a aprovechar esa situación crítica para tomar por asalto la Justicia y atestarla de jueces amigos que le garanticen la más absoluta impunidad: en adelante, ninguna denuncia contra los miembros del Ejecutivo va a prosperar, ni habrá sentencias adversas contra los intereses del oficialismo”, anticipó.

“Tiene que quedar perfectamente claro para todos que se va a discutir cualquier cosa menos el mejoramiento de la administración de Justicia en Tucumán. Porque el proyecto que llegará al recinto de la Legislatura no tendrá que ver con cubrir vacantes en los Tribunales, sino con llenar los juzgados con abogados incondicionales al alperovichismo”, denunció.

Su hermano, Luis José Bussi, advirtió que la designación de magistrados, aún en condición de subrogantes, es uno de los asuntos más delicados que debe enfrentar el sistema republicano, ya que consagra principios esenciales como el equilibrio de poderes, la igualdad ante la ley y la independencia del Poder Judicial. En contraste, aseveró que el oficialismo actuó con liviandad al dictaminar el proyecto que se debatirá hoy, desde las 8.

“No se puede admitir, ni siquiera con el argumento de la urgencia, que un magistrado sea seleccionado exclusivamente por el Ejecutivo. Es preciso darle intervención al colegio, a la Facultad de Derecho y a los propios jueces en funciones. Y deben propiciarse los concursos”, concluyó el parlamentario.

Contra la colonización

“El único responsable de la crisis del Poder Judicial se llama José Alperovich. El gobernador logró la suma del poder público, arremetió contra las instituciones al deformar la Constitución de la Provincia y estableció la preeminencia del Poder Ejecutivo sobre las funciones legislativas y judiciales”, denunciaron Ernesto Padilla y Pedro Stordeur, presidente y vice de Recrear.

Los ex legisladores aseveraron que el mandatario se frota las manos viendo como se desgaja la estructura de los tribunales por la legítima jubilación de magistrados, y espera pacientemente que la profundidad de la emergencia termine habilitando a su favor medios excepcionales. “A través de ellos, va a colonizar la Justicia con magistrados leales y domesticados que terminarán de barrer los vestigios de control y de sanción de fallos que puedan complicar su proyecto político”, señalaron.

Comentá la nota