Según Mansilla, hay kirchneristas que tratan de perjudicar al gobernador

El senador nacional ratificó su pertenencia al bloque del Frente para la Victoria y conjeturó que ya se desató la interna dentro del oficialismo.
El senador nacional Sergio Mansilla no tiene dudas de que las versiones sobre la creación de un bloque unipersonal en la Cámara Alta forman parte de la interna kirchnerista. Especialmente, a partir de la exposición a la que se sometió el gobernador, José Alperovich, luego de ser mencionado por el propio Néstor Kirchner como uno de los potenciales candidatos a presidente por el oficialismo.

"Creo que es gente de adentro del proyecto político del kirchnerismo, para tratar de sacarlo de la lista de las personas que están en la consideración de la Presidenta", conjeturó el alperovichista.

El lunes, el diario "Crítica de la Argentina" consignó que la posibilidad de que Mansilla no se sumara a la bancada del Frente para la Victoria en la Cámara Alta y creara su propio bloque ponía en desventaja al oficialismo. Mansilla, otra vez, desmintió esa versión. "Siempre estuve en el bloque. El que me conoce sabe que actúo en consecuencia de lo que vengo haciendo en política. Curiosamente, eligieron a alguien muy cercano al gobernador Alperovich para hacer una objeción. Es algo que se hace con el fin de perjudicar al gobernador, que es uno de los que tiene muy buena imagen a nivel nacional", arremetió el senador.

El ex presidente subrogante de la Legislatura reforzó su idea de que, con vistas a las elecciones de 2011, dentro del kirchnerismo comenzaron a aflorar las internas. "Son jugadas nacionales que tienen un destinatario. Creo que se trata de una interna política dentro del kirchnerismo y el gobernador es uno de los que mejor imagen tiene. Son situaciones a las que vamos a estar expuestos, porque van a surgir versiones de diferentes tipos. De todas formas, yo senté ya una posición política dentro de la provincia y a nivel nacional", sostuvo.

Mansilla está convencido de que durante este año primará la discusión política, ya que la derrota electoral del kirchnerismo el 28 de junio de 2009 generó expectativas en los sectores díscolos del justicialismo y en la oposición. "Comparto cuando el gobernador dice que se tiene que despolitizar este año, pero sin participar ya estamos inmiscuidos. Se está politizando el tema; 2010 va a ser un año netamente electoral, ya lo dije. Depués del 28 de junio, la carrera por las presidenciales y por las gobernaciones ya se largaron", advirtió.

Comentá la nota