Según Luna la Camára de Diputados no podrá decidir una nueva ley electoral

El ministro de Gobierno, Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, Carlos Luna consideró que por "razones de tiempo" la Cámara de Diputados no podrá decidir una nueva ley electoral o modificación de la actual tal como lo reclaman los partidos de la oposición.
Ante el aceleramiento de los tiempos electorales impulsados por el Gobierno nacional de adelantar las elecciones de octubre a junio, decisión a la que se encolumnó la Provincia, el jefe de la cartera política del Gobierno provincial desestimó la posibilidad de que la Cámara de Diputados pueda sancionar una nueva ley electoral reclamada por los partidos opositores.

Según Luna por "razones de tiempo" será difícil que se sancione una nueva ley electoral o se modifique la actual y aclaró que "no existe vacío legal" en lo referido al sistema electoral, sino que lo que no sucedió fue un reemplazo de las reglas de juego.

En ese escenario, el funcionario provincial explicó a El Independiente que está vigente la ley electoral que se aplicó en las últimas elecciones y que permite la participación de los partidos departamentales con la posibilidad de que hagan acuerdos con partidos provinciales. La diferencia con la ley de Lemas es que no se permite la sumatoria de los votos, precisó.

DIFICULTADES POLíTICAS

Luna dijo que el adelantamiento de las elecciones no genera dificultades institucionales pero sí política en la definición de los candidatos ya que no se puede disponer de los mecanismos de elecciones internas establecida por la Carta Orgánica de cada partido político.

El jefe de la cartera política mencionó que en el PJ esa dificultad se resolvió con mecanismos excepcionales donde las máximas autoridades nominan o facultan a determinados órganos partidarios a resolver esa situación.

Para el funcionario la dificultad se presenta en los sectores políticos vinculados al gobierno que quieran presentar candidatos y que ante esta situación excepcional no resulte prescriptiva. En ese caso consideró que la situación podría resolverse autorizando a que sus afiliados sean candidatos por otros partidos políticos.

Luna señaló que en su caso es afiliado al justicialismo y estimó que el partido Movimiento Norte Grande por donde fue candidato a intendente por Capital en las últimas elecciones se aliará con el Partido Justicialista.

La prioridad en esta elección será fortalecer el esquema del Frente Justicialista para la Victoria que es la sigla del espacio político que en el orden nacional responde al kirchnerismo, precisó.

Según Luna ese es el esquema que tiene más posibilidades de concretarse en la Provincia y por donde se presentarán los candidatos a diputados nacionales por el oficialismo.

También el funcionario destacó que va a avanzando un acuerdo de todos los sectores vinculados al Gobierno de la Provincia en torno al justicialismo. Es más precisó que los sectores que hoy tienen responsabilidad de gestión como la gobernación, vicegobernación e intendencia se van encolumnando a llevar adelante un mismo proyecto político electoral.

"CONVINCENTE"

Luna dijo que le parece convincente los argumentos de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, de adelantar las elecciones legislativas de octubre a junio.

Para el ministro es "convincente" que ante la crisis económica los tiempos de una campaña electoral que en el plano nacional aparece "muy dura" pueda acortarse.

A eso se suma la situación interna del justicialismo nacional por la dureza con que la oposición se va montando en los conflictos cuya resolución serán de larga data como el tema del campo, señaló.

En ese panorama es positivo resolver en 90 días la cuestión electoral, lograr o no la relegitimación del poder y luego del 28 de junio tanto los legisladores como el poder provincial y nacional trabajar en los temas más urgentes, dijo Luna.

Comentá la nota