Según la ONU, Irán sigue enriqueciendo uranio

Según la ONU, Irán sigue enriqueciendo uranio
Estados Unidos y sus aliados “no pueden demorar” enfrentar la preocupación por el programa nuclear de Irán, dijo la Casa Blanca ayer, tras un nuevo informe de ONU sobre el tema.
La Casa Blanca “entiende que –a la par de trabajar con nuestros aliados– éste es un problema urgente que debe ser atendido y que no podemos postergar enfrentar”, dijo el vocero Robert Gibbs a los periodistas. La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) anunció el jueves en un informe que Irán proseguía con sus operaciones de enriquecimiento de uranio, si bien no hubo progresos “sustanciales” en la investigación sobre un eventual programa nu-clear militar.

Los funcionarios dicen que mientras Irán recorta el crecimiento en algunas áreas, sigue amasando uranio enriquecido, y en teoría puede haber obtenido lo suficiente como para hacer una bomba nuclear. Sin embargo, Teherán se sigue negando a responder algunas preguntas sobre su antiguo programa atómico secreto, según el informe.

“El informe representa otra oportunidad desperdiciada de Irán, puesto que sigue incumpliendo con sus obligaciones internacionales. Ante la falta de conformidad, la comunidad internacional no puede confiar en que este programa sea exclusivamente de naturaleza pacífica”, añadió Gibbs. “Creemos que este informe es otra oportunidad perdida para resolver preocupaciones internacionales”, manifestó el vocero del Departamento de Estado norteamericano Gordon Duguid en un comunicado.

Ante la falta de cumplimiento iraní de sus obligaciones nucleares internacionales y de transparencia con el OIEA, la comunidad internacional no puede confiar en la naturaleza exclusivamente pacífica del programa de Irán”, añadió. Irán ha rechazado las convocatorias a suspender su programa de enriquecimiento de uranio e insiste en que su objetivo es crear energía nuclear para uso civil.

En tanto, el gobierno estadounidense instó a Siria a cooperar completamente con el OIEA y permitirle acceso a toda la información y a las zonas sospechosas. En un segundo informe del OIEA, se insta al gobierno sirio a explicar rastros de uranio hallados por inspectores de la entidad en junio de 2008 en una instalación donde, según Israel y Estados Unidos, originalmente se hallaba un reactor secreto sirio destinado a producir combustible para armas nucleares. La instalación cerca de Al Kibar fue destruida por la Fuerza Aérea israelí en 2007.

Por su parte, Irán propuso un cese de los ataques contra las tropas británicas en Irak a cambio de que Occidente abandonara su contencioso con Teherán por su programa nuclear, durante unas negociaciones secretas en Londres, según un diplomático británico citado por la BBC.

El actual embajador británico ante Naciones Unidas, John Sawers, hace esta revelación durante un documental que la BBC difundirá el sábado por la noche, sin indicar, no obstante, cuándo tuvo lugar la oferta iraní.

“Varios iraníes vinieron a Londres y propusieron que tomáramos un té en un hotel. Hicieron lo mismo en París y en Berlín. Después los tres (países europeos) comparamos nuestras notas”, afirma Sawers en el documental.

“Los iraníes querían un trueque, según el cual ellos dejarían de matar a nuestros soldados en Irak, a cambio de que pudieran continuar su programa nuclear”, relató el embajador. Esta oferta fue rechazada por el gobierno británico, e Irán reanudó poco después su programa de enriquecimiento de uranio.

Comentá la nota