Según el INDEC, la pobreza volvió a bajar y afecta al 19,6% de los salteños

Para el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la pobreza sigue bajando en todo el país. En el caso de Salta también disminuyó y sólo afecta al 19,6% de las personas.
La cantidad de salteños por debajo de la línea de indigencia también mermó hasta alcanzar a apenas el 4,8%.

Así se desprende del comunicado que emitió ayer el organismo nacional, cuyos resultados distan bastante de otros cálculos realizados por consultoras privadas.

Para el INDEC, la cantidad de personas que no alcanza a cubrir la Canasta Básica Total (CBT) o sea, la capacidad de satisfacer un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias (vestimenta, transporte, educación, salud, etc.) consideradas esenciales, bajó en Salta del 22,7% registrado en el segundo semestre de 2008 al 19,6% en el primer semestre de este año.

Por su parte, los salteños cuyos ingresos no alcanzan siquiera para cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA), es decir, el umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas, también se redujo significativamente al pasar del 7,3% al 4,8%.

En términos absolutos y siempre según el organismo nacional, entre el segundo semestre de 2008 y el primero de 2009 alrededor de 15 mil habitantes de la capital salteña lograron salir de la pobreza.

En ese mismo lapso, otros 13 mil salteños dejaron de ser indigentes. En la ciudad de Salta, entonces, serían 103 mil pobres y 25 mil indigentes. Estas cifras dejan a Salta como la novena ciudad relevada por el INDEC con mayor porcentaje de pobres del país, y como la decimocuarta en materia de indigencia. Sin embargo, continúa superando el promedio nacional que alcanzó el 13,9% y el 4%, respectivamente. A nivel regional, está apenas debajo de la media del Noroeste Argentino (NOA), que fue del 20,8% para la pobreza y del 5,3% para la indigencia.

Sospechas

La falta de credibilidad sobre los datos oficiales responde a que las líneas de pobreza e indigencia del INDEC calculan en cuántos hogares los ingresos alcanzan a cubrir las canastas básicas, cuyos valores son tomados del cuestionado Índice de Precios al Consumidor (IPC) con el que se mide la inflación. Como el aumento de los precios es sensiblemente inferior al que han calculado consultoras privadas o direcciones de estadísticas provinciales, son muchos los que sostienen que la cantidad de pobres e indigentes es superior a la reconocida oficialmente. Sin ir más lejos, la variación de precios medida por el gobierno salteño duplica a la que calcula el INDEC. Si se tomara este parámetro, serían mucho más los salteños cuyos ingresos no llegarían a cubrir las canastas básicas.

Según un documento del Instituto de Estudios y Formación de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que coordina el economista y diputado nacional Claudio Lozano, en octubre del año pasado la pobreza en Salta era del 36% y la indigencia del 18,4%.

Comentá la nota