Según la Iglesia, el Gobierno reaccionó en forma tardía

"La emergencia sanitaria causada por la gripe A requiere extremar los cuidados y asumir las responsabilidades de una situación de la cual, tal vez tardíamente, las autoridades advirtieron su gravedad", dijo monseñor José María Arancedo, vicepresidente segundo del Episcopado. La Iglesia católica criticó la demora del Gobierno nacional en asumir la situación generada por el avance de la gripe A en el país. El prelado consideró -en una habitual reflexión para los medios locales- que la epidemia demanda el esfuerzo de todos para poder superarla. En tanto, ocho obispos bonaerenses pidieron a la feligresía que colabore con generosidad para acompañar en estos momentos a los que sufren y reclamó que tomen en cuenta las disposiciones de las autoridades sanitarias.
Los prelados reiteraron que no se suspenden las misas, pero que siguen vigentes las sugerencias de no realizar el saludo de la paz y de optar por recibir la comunión en la mano.

Comentá la nota