Según Fernández, "buscan una solución de fondo para la recarga de piedra".

El jefe de gabinete de secretarios entiende que "debemos conseguir que se puedan colocar balanzas en los ingresos de Tandil y Rauch por Ruta 30 y hacer lo mismo con Ayacucho, por la 74".
El funcionario sostuvo que los lugares donde se hace la recarga de piedra "no están habilitados por el Municipio, por lo que desde el punto de vista legal no podemos ingresar a una propiedad privada.

Hay veces que hacemos 12 horas de procedimiento y únicamente tenemos a un infractor, mientras que los demás camiones se avisan por celular y se van por otro lado".

Carlos Fernández confió que "en forma conjunta con el municipio de Rauch le solicitamos a la Ministra de Obras Públicas de la Provincia, el establecimiento de las balanzas correspondientes y obligatorias, tanto en la ruta Nº 30, como la Nº 74, para solucionar de fondo la cuestión".

"No desconocemos la problemática, ni los lugares donde se realizan las sobrecargas, hemos hecho las denuncias a la AFIP, ya que allí se registran actividades irregulares, y estamos trabajando para extremas las competencias que tiene el municipio para encontrar algún resquicio que permita la sanción de una norma que nos permita ingresar a estas propiedades", enfatizó Fernández.

Por último expresó que "demandó casi 30 años de reclamo para la repavimentación de la ruta Nº 30 y no se puede dejar que la destruyan por la sobrecarga de los camiones".

Comentá la nota