Según estimaciones, Formosa producirá más petróleo este año pero recibirá menos plata por regalías que el año pasado

Cuando en septiembre del año pasado el Gobierno anunció el descubrimiento de un nuevo pozo de producción petrolera en la cuenca denominada El Surubí, muy cerca de Palmar Largo del departamento Ramón Lista, las perspectivas de engrosar las arcas públicas provinciales con la venta y posterior regalías del denominado "oro negro" se hicieron tangibles.
Pero rápidamente el contexto internacional se encargó de empañar el anuncio con la abrupta y constante caída del precio del barril de petróleo crudo hasta tocar pisos históricos de 35 dólares. Pero en el plano nacional a la merma en el precio del barril se le suma la caída en los niveles de producción.

Un reciente informe de una consultora privada asegura que tal como viene sucediendo desde hace siete años, en el 2008 la producción de petróleo crudo mostró una nueva contracción.

Esta situación se da por una disminución de 1,8% en términos interanuales, lo que suma desde 1998 una caída total superior al 25%.

El mapa productivo del país revela que el 51% del crudo es extraído en las provincias de Neuquén y Chubut, con una participación del 25% y 26% cada una, seguidas por Santa Cruz y Mendoza, con una participación del 18% y 16%, respectivamente. El 15% restante, es producido en las provincias de Río Negro (6%), La Pampa (3%), Salta (2%) y Tierra del Fuego (3%), y mas lejos, Jujuy (0.06%) y Formosa (0.33%), en tanto que otro 1% corresponde a la Nación.

La situación de la provincia dentro del mapa productivo petrolero a nivel nacional es crítica porque con los nuevos niveles de producción del último pozo encontrado no se alcanza ni el 1% del total.

Nuevo pozo de producción

El gerente técnico de la Empresa Recursos y Energía Formosa SA (REFSA), ingeniero Silvio Basabes, afirmaba a fines del año pasado que "el pozo de El Surubí tiene una producción muy superior a los otros. Para hacer una comparación, si tomamos todos los pozos existentes llegamos a los 400 metros cúbicos por día, mientras que este que es el más nuevo produce el 50% de eso.

En síntesis, en Formosa la producción actual de petróleo, tomando a la totalidad de los pozos en producción ascienden de los 600 metros cúbicos diarios, y el de El Surubí sólo aporta el 30% de ese global", subrayando que "se trata de un pozo nuevo con un desempeño realmente muy bueno".

Para tomar real dimensión de donde estamos parados se podría figurar que mientras Formosa produce 600 m3, Chubut y Neuquén producen más de 9.000 m3 cada uno.

El mismo estudio privado figura que el descenso de producción petrolera "dejan al descubierto la madurez o menor productividad de los yacimientos de las principales provincias hidrocarburíferas (como Neuquén, Salta y Santa Cruz), y dan cuenta de la falta de inversión en exploración, siendo ésta la principal causa de la contracción viene registrando el sector en los últimos años".

lamado a licitación frenado

El camino que señala como salida a la merma es la inversión para explorar posibles pozos. Y en esa dirección corrió la provincia cuando se llamó a licitación para la búsqueda del hidrocarburo entres áreas: Comandante Fontana, Pirané y Yacimiento Norte 3-Fracción B, en el triángulo conformado entre el límite con Salta y el río Pilcomayo. El objetivo trazado por el gobierno provincial era contundente: impulsar la economía, aumentar la base de reservas probadas y "dar valor a los recursos depositados en el territorio para incrementar los recursos fiscales, explicando que este paso es posible dar ya que por una ley del año pasado se le otorgó a las provincias el dominio originario y la administración de sus yacimientos dentro de su territorio permitiéndoles ejercer las funciones de autoridad de aplicación de los permisos de exploración, las concesiones de explotación y de transporte de hidrocarburos", según declaraciones oficiales.

Pero el contexto internacional -generalmente los inversores son empresas multinacionales o extranjeras- frenó todo tipo de iniciativa privada y después de postergar el llamado para mediados de diciembre, cuando al principio era para septiembre, se pasó al hermetismo total sobre la situación sin que nadie pudiera especificar nuevos plazos ni condiciones.

Los especialistas en la materia sostienen que entre las razones que han desalentado las inversiones, se encuentran las sucesivas intervenciones del Gobierno Nacional en el mercado de hidrocarburos desde 2002 (a través de las normas y acuerdos que regulan los precios de comercialización de los hidrocarburos, limitan las cantidades exportadas y aplican retenciones a las exportaciones), que deterioran la rentabilidad del negocio hidrocarburífero.

"Adicionalmente -concluye- y con mayor peso en la actualidad, se destaca la cercanía en la caducidad o vencimiento de las concesiones de explotación, que en su mayoría vencen en el 2016 y 2017, y que desalientan este tipo de inversiones (muy costosas, de alto riego y con retornos a más largo plazo)".

Reservas de petróleo en Formosa

Quizás una explicación técnica para entender porqué no se concretó la apertura de sobres que revelen las posibilidades de explorar las tierras ofrecidas por el gobierno sea la evolución que han tenido las reservas hidrocarburíferas en la provincia.

A nivel nacional, en diciembre de 2007 las reservas comprobadas de petróleo alcanzaban a 415.913 miles de metros cúbicos, sólo 1% superiores a las registradas en 2006 pero 14.8% por debajo de las del 1999 (año donde alcanzaron su máximo de 488.280 miles de m3).

Esto significa que a los niveles de producción de 2008, el horizonte de reservas petrolíferas promedia los 11,4 años.

Esa cifra desciende bruscamente cuando de Formosa se trata, ya que según la previsión del informe privado la provincia tiene reservas para menos de seis años, cuando en el 2007 esta capacidad se triplicaba.

Ingresos por regalías

En el transcurso del año pasado, las regalías hidrocarburíferas percibidas por las provincias y el Gobierno Nacional habrían aumentado un 11% respecto a lo ingresado en 2007, superando los $5.075 millones.

Las retenciones, que refuerzan los ingresos fiscales del Gobierno Nacional, han jugando un papel importante en detrimento de las regalías percibidas por las provincias en 2008, contribuyendo a frenar la escalada del precio del crudo en el mercado interno y a limitar el precio de exportación al que se liquidan las mismas. Dentro del Presupuesto provincial para el año 2008, el gobierno de Formosa previó un ingreso de $13.200.000 y, llamativamente, para este año aspiran a recaudar lo mismo con un pozo de producción nuevo que aumenta en casi un 50 la cantidad de m3 extraídos, según lo reafirmado por los dirigentes de la empresa provincial.

Un dato no menor es conocer que "más del 80% de las regalías liquidadas proviene de la producción de petróleo, por lo que las provincias no han podido aprovechar en 2008 los beneficios de los mayores precios internacionales del petróleo", reafirma el estudio.

Proyecciones para este año

Actualmente, el precio internacional del petróleo está oscilando entre 33 y 37 dólares el barril como consecuencia de la caída mundial en el consumo de energía, que se transforma en el factor determinante de los menores precios intencionales. Aun así, es difícil proyectar que pasará durante el 2009, ya que es un mercado muy especulativo y volátil.

No obstante, hasta tanto no se comienc e a salir de la recesión mundial es de esperar que los precios no se recuperen. Lo que sin dudas aparece como más probable, es que no se vuelva los niveles observados en 2008.

En cuanto al mercado doméstico, para el 2009 se espera que la producción de hidrocarburos continué en caída.

A la madurez que poseen los pozos en la actualidad producto de la falta de inversión en exploración, hay que sumarle la caída de la actividad económica proyectada para este año y los menores precios internacionales esperados del crudo, que reducen la rentabilidad del negocio.

Por otra parte, la menor demanda internacional y la caída de precios desincentivarán las exportaciones de hidrocarburos.

En los primeros 11 meses de 2008, las exportaciones de de petróleo crudo y gas totalizaron U$S 2.800 millones.

Bajo este escenario, las provincias hidrocarburíferas verán afectados sus ingresos por regalías.

Regalías acotadas

En este contexto, a las provincias les queda convivir con regalías acotadas, hasta que repunte el precio ni bien comience a reactivarse el consumo. Deberán ser, por tanto, muy prudente en el gasto, sobre todo en el de mayor incidencia presupuestaria: las erogaciones salariales.

Las más perjudicadas serán las principales productoras, como Neuquén y Chubut, donde más del 39% y 32% de sus ingresos corrientes, respectivamente, constituyen regalías hidrocarburíferas. Pero en provincias como la nuestra con niveles presupuestarios débiles en comparación con las demás, cada disminución de ingreso se siente mucho.

Claro ejemplo lo constituye la reasignación que se le da al dinero que proviene de la explotación del nuevo pozo en El Surubí: según la declaración de funcionarios provinciales, ese dinero regresaba a la zona en obras públicas, de lo que se infiere que de persistir esta situación el nivel de recursos destinado a mejorar la calidad de vida de los habitantes de General Mosconi disminuirá.

Comentá la nota