Según el Eninder, 22 municipios quieren sumarse

Es un ente intercomunal del sudeste presidido por Eduardo Accastello. Hubo seis municipalidades que lo abandonaron.
Villa María. Tras el capítulo abierto por seis municipios que anunciaron su salida del Ente Intermunicipal para el Desarrollo Regional (Eninder), desde la dirección del organismo, integrado hasta ese momento por 47 ciudades y comunas, se anunció que tienen en su poder pedidos de otras 22 localidades cordobesas que quieren pasar a formar parte del ente.

El dato aparece como respuesta a lo que, entienden desde el Eninder, fue una "movida política" en el marco de la interna peronista para socavarle espacio al intendente Eduardo Accastello, quien preside el organismo. Al mismo tiempo, se da a conocer en el medio de diferentes cuestionamientos del que es objeto esta asociación de municipios.

De los 22 pedidos apuntados por el Eninder, el concejo directivo deberá evaluar cuáles acepta por una cuestión de proximidad geográfica.

En el departamento Unión son ocho los municipios solicitantes: Monte Maíz, Alto Alegre, Morrison, Colonia Bismarck, Benjamin Gould, Aldea Santa María, General Viamonte y Pueblo Italiano. Por el departamento Marcos Juárez figuran Leones, Camilo Aldao y Colonia Barge. En el departamento Calamuchita se apuntaron Villa del Dique, Villa Rumipal, Los Reartes, Calmayo, Villa Amancay, San Ignacio, Villa Yacanto y Las Caleras. Por el departamento Río Segundo aparecen Laguna Larga y Matorrales, mientras que Anisacate es el único que figura del departamento Santa María.

A la Justicia. Ayer ingresó en tribunales una detallada rendición de cuentas del Eninder de obras realizadas en Villa María desde 2006 a la fecha, y que incluye más de 300 cuadras de pavimento y la remodelación de la costanera.

El informe se presentó a través del municipio y a pedido del fiscal Daniel Del Vö, quien investiga supuestas irregularidades denunciadas por los tribunos de cuenta de la oposición política.

Otros de los cuestionamientos surgieron del constitucionalista Miguel Rodríguez Villafañe, quien atacó al ente por entender que viola la Carta Orgánica Municipal de Villa María y sugirió que, además de la Justicia, el Ejecutivo provincial debería "tomar cartas en el asunto con urgencia", para "intervenirlo o realizar una auditoría" sobre el manejo de los fondos del organismo.

Desde el ente ratificaron que actúan totalmente dentro de la ley.

Comentá la nota