Según los economistas privados, la inflación real llegó hasta el 15%

EL IPC subió menos que otros años. Pero el alza igual fue fuerte para un año recesivo.
La consultora Ecolatina se sumó ayer al grupo de analistas privados que estiman una inflación mucho más elevada que la que mide el INDEC. Para esa entidad, que fuera fundada por el ex ministro Roberto Lavagna, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) cerró el año 2009 con un incremento del 15,3%. Es decir, crecerá casi el doble de lo que se dice oficialmente.

El dato del INDEC que redondeará el año se conocerá el próximo viernes. Para el periodo enero/noviembre, el Instituto informó el mes pasado que el IPC registraba una suba de apenas 6,7%.

Según coinciden las consultoras económicas, en diciembre hubo una aceleración en el ritmo inflacionario, atribuida principalmente a los alimentos. Un relevamiento de ADELCO precisó que la canasta de productos de marcas líderes subió el mes pasado el 5,6%. Las mayores subas se produjeron en tomate redondo, polenta, pan de jabón, arroz y galletitas saladas. La carne vacuna, según otros expertos, también se valorizó casi 20% a nivel del consumidor.

El derrotero alcista de fines de año llevaría la inflación anual en torno al 15,3%, según Ecolatina. En sintonía, la consultora Buenos Aires City, coordinada por la ex directora del Precios del INDEC, Graciela Bevacqua, una de las técnicas desplazadas del organismo en 2007, estimó que la inflación de diciembre se ubicó en 1,8% y acumuló en 2009 un 15%.

Este resultado es considerado "negativo" en un año signado por la retracción de la actividad económica, aunque resultó inferior a las subas del IPC registradas, también según las mediciones privadas, en 2007 y 2008, que fueron ambas de más de 20%.

"En los primeros 9 meses la inflación siguió el proceso de desaceleración que comenzó en agosto de 2008. Desde allí y hasta setiembre de 2009 la inflación cayó a la mitad (de 28,4% a 14,0%). Este freno en la suba de precios obedeció a la caída en el consumo y al desplome en el precio de las commodities", explicó Ecolatina. Para 2010, este proceso está lejos de detenerse: la entidad calculó una inflación de por lo menos 18%.

"Sin un plan antiinflacionario, las subas generalizadas de precios seguirán condicionando al crecimiento y deteriorando los indicadores sociales", alertó la entidad.

Las coincidencias existen: la cuestión inflacionaria fue uno de los puntos objetados por el presidente del Banco Central, Martín Redrado, en el informe del Programa Monetario de 2010. Allí, alertó que la inflación "no puede subestimarse" a la hora de diseñar las políticas económicas.

Comentá la nota