Según datos del Ministerio de Salud bonaerense Seis de cada diez pilarenses no tienen cobertura médica

Eso implica el 62% de una población de casi 290 mil habitantes. La media nacional es del 30%. Desde el Municipio señalan que esa realidad responde al crecimiento demográfico
La cantidad de pilarenses sin obra social ni cobertura médica de ningún tipo aumenta casi al mismo ritmo que el crecimiento demográfico. Según datos del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, al cabo del 2008, 180 mil personas, sobre casi 290 mil habitantes, carecían de protección sanitaria prepaga o sindical en el territorio del distrito, es decir, unas 20 mil más que en el 2006.

El trabajo informal, el desempleo y los problemas económicos que impiden en muchos casos asumir el costo de un servicio privado se conjugan para que la cifra de las personas sin cobertura siga en ascenso y se ubique por encima de las proporciones que se registran en los niveles nacional y provincial.

Por ejemplo, informes estadísticos del 2007 dan cuenta de que mientras que en Pilar –según los datos citados- 6,2 de cada 10 habitantes carece de obra social, en la provincia el número baja a 5 de cada 10, y a 3 de cada 10 según la media nacional.

Lejos del colapso

Esta situación trae aparejada que ese 62% sin cobertura médica –la mayoría de la población- deba depender, pura y exclusivamente, del sistema público para hacerse atender por un médico. Sin embargo, de acuerdo a lo que manifestó ayer en el programa SOS Noticias que se emite por FM Plaza (92.1 mhz) la flamante directora de Atención Primaria de la Comuna, Isabel Arata, la estructura sanitaria municipal no corre riesgo de colapsar, a pesar de la creciente demanda y de las falencias que presenta el sistema.

"No creo que haya un colapso del sistema de salud en ningún nivel, ni municipal, ni nacional ni provincial. Hubo muchos paros y se pudo salir adelante con consensos, así que creo que no va a haber un colapso a pesar de las dificultades", señaló la funcionaria.

No obstante, reconoció que existen asignaturas pendientes vinculadas al sistema de salud comunal. "Cuando el doctor (Humberto) Zúccaro –el intendente municipal- dice que la salud sigue siendo una deuda tiene razón, uno nunca termina de cubrir las necesidades de salud en una sociedad tan compleja como ésta. Hay que tener en cuenta que Pilar no le niega la salud ni la educación a nadie y no mira las cuestiones de frontera. Hay que tener en cuenta también que aquí hay muchos nacimientos de José C. Paz y Moreno, pero se atienden acá", destacó Arata.

Sin embargo, la directora se mostró contraria a la idea de imponer límites a la atención de personas de otros distritos. "No creo en el sistema de fronteras y no creemos tampoco que tenga que ser arancelada la salud. Hace falta una organización entre los municipios y estamos tratando de regionalizar programas y políticas", aseguró la funcionaria por radio.

Causas y soluciones

Desde el área de Atención Primaria señalan también que la clave para tratar de solucionar el problema de "los sin obra social" radica en realizar un profundo trabajo de campo que permita llegar a todas las personas que carecen de cobertura.

En tanto, destacan que un porcentaje importante de esa masa hace uso del sistema público, mientras que otra porción de habitantes está incluida en planes sociales provenientes tanto de Provincia como de Nación, lo que permite "tenerlos registrados y contenidos".

Arata manifestó que se está haciendo un diagnóstico pormenorizado de la situación para poder llegar a la población sin cobertura, y para poder descomprimir "a través de políticas saludables" el segundo nivel de atención, es decir, los hospitales.

Acerca de las causas que generan el fenómeno de la cantidad de pilarenses sin cobertura, Arata explicó que en Pilar se registra un importante crecimiento poblacional producido –al igual que en otras zonas del Conurbano- por la llegada de nuevos habitantes provenientes de países limítrofes, que se sienten atraídos, por un lado, por la presunta oferta de trabajo que pareciera otorgar Pilar (countries, Parque Industrial, construcción), y por los espacios libres que todavía quedan en el distrito.

"Mientras más aumenta la población, mayor es la demanda de trabajo, y no siempre se trata de trabajo formal; por eso ese número de gente sin cobertura no cede nunca. La clave está en salir al terreno, buscar a los diabéticos, las embarazadas, por ejemplo, y sumarlos. Registrar a la gente e integrarlos al sistema, a través de los planes con los que contamos. Así evitamos que la gente se enferme y también descomprimimos las salas de guardia de los hospitales", concluyó Arata.

Los planes

Más beneficios para los sin obra social

Los programas gubernamentales municipales, provinciales y nacionales son los que contribuyen de alguna manera a paliar la carencia de cobertura médica que padecen 180 mil pilarenses.

En este sentido, a partir del 2010 se incrementaron los beneficios. Porque las prestaciones que a través del Plan Nacer se realizan en hospitales de la Provincia de Buenos Aires incluyen ahora la realización de cardiocirugías congénitas para niños y atención de patologías complejas en unidades neonatales.

Según datos del 2009, hay en la Provincia de Buenos Aires 217.859 embarazadas, puérperas y sus hijos de hasta 6 años bajo cobertura del Plan Nacer. Además, el 89% de los municipios bonaerenses y el 96% de los hospitales provinciales tiene convenio a través de este plan.

Comentá la nota