Según Cristina, en junio se juega el modelo de país.

La Presidenta visitó por cuarta vez Tucumán para firmar convenios con la Provincia que benefician a la producción y al área de la seguridad.
Durante su cuarta visita como Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, realizó una encendida defensa del modelo político, económico y social que se aplica en el país desde 2003, cuando asumió la primera magistratura su esposo, Néstor Kirchner.

"Recién, José (Alperovich) convocaba y decía que este 28 de junio, en las elecciones, se juega un modelo y un proyecto de país. Yo coincido plenamente con ello", manifestó la jefa de Estado en el teatro San Martín, durante su discurso que duró 28 minutos.

Cristina reivindicó a su Gobierno como una gestión que vino a desterrar la idea de que en campaña se dice una cosa y de que en el poder se hace otra. Tras destacar que la Argentina vive la recuperación más importante de sus 200 años de historia, subrayó que con el cumplimiento de la palabra empeñada, los trabajadores, los comerciantes y los productores rurales recuperaron la dignidad y la competitividad.

La titular del Ejecutivo nacional hizo hincapié, además, en que el modelo de Gobierno aplicado desde 2003 le permitió al país afrontar el crac internacional con mejores condiciones, incluso, que los países desarrollados. Y, en ese sentido, destacó los aumentos de haberes para los jubilados así como la mejora del poder adquisitivo del salario de los trabajadores.

"Aplicamos una decidida y enérgica intervención estatal obturando, trabajando sobre cada lugar, sobre cada sector, para seguir sosteniendo la actividad económica y el empleo, que es el gran compromiso que debe tener quien gobierna un país, o una provincia, o un municipio: que la gente tenga trabajo; que lo conserve. Esta es la clave del desarrollo", definió.

Pasado y presente

La Presidenta también criticó a la oposición, aunque sin individualizaciones. "Es necesario que todos los hombres y las mujeres que hoy estamos en política, y que legítimamente disputamos el voto de la ciudadanía, hablemos no de las circunstancias personales, no de las banalidades, sino de lo que cada uno ha hecho o no ha hecho en estos 20 años", propuso.

Minutos antes, en diálogo con la prensa tras aterrizar en el aeropuerto Benjamín Matienzo, había profundizado ese concepto. "Los que participamos de política hoy, en la Argentina, no hemos nacido de un repollo. Todos tenemos una actividad y venimos de algún lado. Unos formaron parte de los modelos de los 90, otros fueron parte del modelo que colapsó en 2001. Digo: hay algunos que chocaron dos veces al país: una vez en 1989 y después de 2001", puntualizó.

A esos sectores, Cristina les pidió que hagan una autocrítica.

Reivindicaciones

Cristina dedicó el último tramo de su mensaje a destacar los "saltos cualitativos" que ha tenido su presidencia. Por ejemplo, precisó que la Encuesta Permanente de Hogares arroja que el nivel de desocupación del primer trimestre de este año no tiene variaciones respecto de igual segmento de 2008 (fue del 8,4%).

"Ayer anunciaba la recaudación de $ 23.046 millones: un 14% más que en abril de 2008, en un mundo donde la mayoría de los países desarrollados tienen las cuentas en rojo. Hoy pudimos conocer, pese a todo lo que se dijo y se publica muchas veces, que la Argentina durante el año 2008 figuró entre los cinco países con mayor crecimiento en la inversión extranjera directa con U$S 7.979 millones, que es un 23% más de la inversión extranjera de 2007", detalló.

Luego consignó que la decisión estructural más importante tomada en los últimos seis años fue recuperar para el Estado la administración de los fondos previsionales.

En el cierre, la Presidenta advirtió que no viene a ofrecer promesas sino a garantizar la continuidad de su proyecto político. "Ponerse un poncho rojo o arrastrar las ‘erres’ no significa ser federal. Ser federal es darles a las provincias las obras estructurales de transformación que necesitan y las políticas económicas activas que han permitido que un gobernador como José Alperovich, pueda dar el discurso de hoy. No fue un discurso: fue la enunciación de obras y de hechos realizados", concluyó.

Comentá la nota