Según los contadores, Tucumán resigna competitividad fiscal

La presidenta del colegio de profesionales sugiere simplificar "la maraña de normas". Patricia Manso dice que la voracidad del Estado expone a la Provincia a ceder lugares frente a otros distritos del país
La superposición de impuestos, la mayor presión fiscal y la maraña de normas y resoluciones que tienen que ver con el fisco y sus contribuyentes constituyen un coctel que atenta contra la competitividad económica y fiscal de Tucumán. Esa es la visión de la presidenta del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán, Patricia Manso.

En una charla con LA GACETA, la dirigente precisó que la entidad no pone en duda la necesidad que tiene el Estado de incrementar la recaudación para atender la demanda de servicios por parte de la sociedad. Sin embargo, aclaró que tanta voracidad fiscal expone a la provincia a resignar competitividad frente a otras provincias con menor presión fiscal.

Puntualmente, Manso se refirió a la decisión de la Dirección General de Rentas de aplicar más percepciones a los contribuyentes foráneos que efectúan operaciones en la provincia. "No se puede tener un tributo que desaliente la comercialización con otras provincias", precisó la dirigente.

Del mismo modo, Manso puntualizó que mucho más grave es el hecho de que Rentas avance con más imposiciones a la tenencia precaria de inmuebles. "Se cobra un tributo por los alquileres sobre la base de un cálculo presunto que, en la realidad, no son más que una tenencia por usufructo de parientes y familiares", remarcó.

Comisiones de trabajo

Los graduados en Ciencias Económicas están celebrando la semana de la profesión. En Tucumán se calcula que hay unos 4.000 profesionales matriculados, de los cuales la mitad está como socios activos del colegio. Dentro de la entidad hay comisiones de expertos que reclaman más participación en el diseño de las políticas tributarias. "Muchas de las cuestiones que tienen que ver con la política fiscal podrían arreglarse en una mesa de discusión entre técnicos estatales y privados", sugirió Manso. La titular de la institución recordó que los profesionales de la entidad tienen una vasta experiencia en esa tarea coordinada, como por ejemplo la labor realizada en oportunidad de la reforma del Código Tributario.

Días pasados, en el Litoral, los 25 presidentes de colegios de graduados de todo el país debatieron sobre la necesidad de jerarquizar la actividad. "En esa orientación debe quedar en claro que nadie puede achacar al profesional en Ciencias Económicas de ser cómplice de evasión", remarcó Manso. En todo caso, recomendó al Gobierno dar una mayor prolijidad a las normas que se dictan y que se facilite la actividad.

La mayor presión fiscal es una preocupación de industriales y de empresarios. Una encuesta realizada por la PricewaterhouseCoopers en el último Congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas reveló que el crecimiento de la presión impositiva en la Argentina es el segundo escenario más probable en el país y en las provincias, tras las elecciones del domingo 28. Esa proyección sólo es superada por la presión sindical.

Comentá la nota