Según Cobos, la ley de Jaque para endeudarse es de "dudosa validez"

Según Cobos, la ley de Jaque para endeudarse es de "dudosa validez"
El Frente Cívico ratificó que irá a la Justicia para impugnar la norma. Biffi y Jaliff vaticinaron una batalla campal en la Legislatura.
Risas, ironías y críticas despiadadas cosechó el oficialismo por parte de los integrantes del Frente Cívico Federal tras la sanción de la ley que autoriza un endeudamiento por 420 millones de pesos. Cuando no hubo más términos explosivos para repudiar la actitud de los justicialistas que impusieron su criterio, los coborradicales hasta echaron mano a la imaginación para inventar nuevos términos que traduzcan la indignación que tienen a flor de piel.

"De ahora en más todo lo que venga del Gobierno arranca con un No", sentenció César Biffi presidente de la UCR mendocina.

En tanto el titular del Confe, Juan Carlos Jaliff, calificó la sanción de la ley que autoriza el empréstito como "una kirchnereada y encima mal hecha". Acto seguido, el ex vicegobernador escuchó la carcajada y remató: "Mirá vos, acabo de inventar un verbo".

Por su parte, el Vicepresidente Julio Cobos señaló a través de un comunicado de prensa: "El endeudamiento es un tema que trasciende una gestión de gobierno -ya que uno lo toma y otro lo paga- y que requiere, además, de la más alta responsabilidad en la forma de obtenerlo. En este contexto, el Gobierno perdió la oportunidad de conseguir el consentimiento unánime para lograrlo. En lugar de tener una ley consensuada y respaldada por todas las fuerzas políticas, optó por un instrumento de dudosa validez".

Mientras en el Gobierno festejaron el aval legislativo como un amplio triunfo político, una de las escasas victorias del jaquismo a pocos días de cumplir dos años de gestión, en el principal frente opositor la lectura es más catastrófica: "Han roto todos los puentes con la oposición y ponen en riesgo la gobernabilidad de la provincia. Después que no nos vengan a pedir responsabilidad a no-sotros", advirtió Jaliff.

Estas expresiones que parten desde el Frente Cívico traducen la actitud que de ahora en más regirá en el arco opositor: la guerra está declarada hasta el 10 de diciembre de 2011 y cada proyecto que deba pasar por el cedazo de la Casa de las Leyes será una batalla campal. "Seguro que sí", replicó Biffi.

Así está planteado el panorama luego de la "picardía" que ejecutó el oficialismo para conseguir la sanción a la ley. Es que cuando el endeudamiento fue debatido en Diputados por primera vez, el justicialismo salió airoso gracias a la voluntad de casi todo el bloque radical.

Pero cuando el proyecto llegó al Senado, tras el estricto pedido de Julio Cobos, el oficialismo tuvo que negociar con los miembros del Frente Cívico porque no le daban los dos tercios que requería para aprobarlo. En esa sesión, el cobismo impuso su postura, modificó el texto enviado por el Gobierno y finalmente se aprobó con la conformidad de todos los bloques, incluso PJ. Así, el endeudamiento era menor, ya que se fijó en 380 millones de pesos.

Todo estaba dicho hasta que cinco días después el PJ se dio vuelta, aseguró que sólo siguió la corriente "para evitar que la ley se cayera" y se inclinó por ratificar en Diputados la media sanción original en contra de lo actuado en la Cámara alta. Allí el oficialismo se apoyó en el artículo 103 de la Carta Magna local, que establece la revisión de leyes de una Cámara a otra, pero que no hace mención a ningún tipo de requerimiento de mayorías especiales. El resto es historia.

La ley es inconstitucional

Una vez que la ley sea promulgada y publicada en el boletín oficial comenzará la arremetida opositora en la Justicia. Amparándose en el artículo 41 de la Carta Magna mendocina, el Frente Cívico planteará la ilegalidad de la sanción ya que no obtuvo los dos tercios de los votos en ambas cámaras. "Vamos a ir inmediatamente a la Justicia y a la Fiscalía de Estado una vez que se publique en el Boletín Oficial.

Comentá la nota