Segun cifras oficiales el 48% de adicciones en la Provincia corresponden al alcohol

El 48% de las adicciones en la provincia corresponden al alcohol, el 20% a la pasta base o paco y el resto a otras drogas menos accesibles, reveló a Nuevo Diario el ministro de Desarrollo Humano, Claudio Mastrandrea.
Al mismo tiempo reclamó un sinceramiento del consumo de alcohol tal como ocurrió con el tema del paco, donde las madres fueron las que comenzaron a advertir sobre los que estaba produciendo en los chicos.

No es extraño corroborar con las informaciones de todos los fines de semana lo que ocurre con los adolescentes de entre 14 y los 16 años y el alcohol.

De acuerdo a lo que señala Mastrandrea, es necesario que las políticas para bajar la ingesta comiencen a proyectarse y deje de ser considerada una cuestión social.

Para el funcionario falta asumir el problema como tal, si una madre habla que su hijo se emborrachó, tal vez hasta diga "una cervecita que le hace".

En este sentido planteó la diferencia entre lo que ocurrió con los consumidores de paco donde hasta hace dos años no había conciencia de lo que significaba, sin embargo hoy al cambiar la visión de la sociedad permitió que se establezca la necesidad de tratamiento y de prevención.

En este contexto el Centro de Adicciones viene a cumplir una necesidad, que por algún tiempo se vio relegada si se tiene en cuenta que desde mayo se espera su inauguración, la que finalmente llegara en la segunda quincena del corriente mes.

Albergará a 35 adictos, entre los que pernocten y los ambulatorios, el costo fue de $3.000.000.

Hoy son 15 chicos los que están derivados a centros de otras provincias por la falta de una institución que albergue a los drogadictos en Salta.

La disponibilidad si bien no es la suficiente, podrá brindar un tratamiento de día para los ambulatorios, con una contención de especialistas en adicciones.

En este sentido se insiste en la necesidad que el adicto debe volver luego del período de abstinencia su hogar, para una contención.

"El centro no será una prisión", dijo el funcionario, sino que se pretende una custodia y un trabajo en conjunto para insertarlos a su seno familiar.

El año próximo se inaugurarán centros en Orán, Cafayate y Rosario de la Frontera.

Durante este año en la Secretaría de Adicciones se recibieron 2.200 consultas, de las cuales solo el 50% vuelve.

Hoy hay 60 personas en tratamiento ambulatorio.

La Secretaría de las Adicciones cuenta con un presupuesto de $5.000.000, con las posibilidades de ser reestructurado. Para el año próximo esperan contar con una mayor disponibilidad para acentuar las tareas de enseñanza, prevención y tratamiento.

"Es necesario un trabajo en conjunto entre los padres y el Estado porque si se trabaja desde un solo costado no se llega a ningún lado

Por su parte el titular el secretario de Adicciones Gustavo Farqhuarson declaró que el incremento de las solicitudes de las familias para el tratamiento de adictos marcaba a las claras que el flagelo de la droga se está instalando con más fuerza en la sociedad por lo que los esfuerzos se deben realizar no solo en bajar el consumo, sino sobretodo en terminar con los que venden, por tanto terminar con el narcotráfico.

Comentá la nota