Según Cano, omiten objeciones en la Cuenta de Inversión

Es el segundo planteo que, en una semana, se formula desde la oposición contra informes elaborados por el organismo técnico de control. El senador electo pidió copias de los informes de cada una de las unidades de auditoría fiscal ubicadas en las distintas reparticiones del Estado sobre el manejo de fondos de 2008.
En tres días, los informes sobre Cuenta de Inversión que realiza el Tribunal de Cuentas sufrieron sendos planteos adversos de dos legisladores de la oposición.

José Cano (UCR) solicitó al titular de la comisión de Hacienda de la Cámara, José Alberto Cúneo Vergés, que gestione ante el órgano de contralor el envío de los informes de los contadores fiscales sobre los que se sustenta el acuerdo 3.024 (Cuenta de Inversión 2008), firmado por los vocales Miguel Chaibén Terraf, Sergio Díaz Ricci y Marcelo Vidal.

El senador electo deslizó que algunas de las objeciones formuladas por los contadores fiscales no fueron incluidas en el informe. "Luego de una exhaustiva lectura, y tomando como referencia que el acuerdo se realizó según las normas técnicas generalmente aceptadas para el ejercicio de la profesión, puedo expresar con total certeza que en este no se encuentra transcripta la totalidad de las observaciones que formularon los contadores fiscales al realizar su trabajo profesional", puntualizó el parlamentario.

Entre otras reparticiones del Estado donde los profesionales emitieron dictámenes adversos, o directamente se abstuvieron de emitirlos, Cano mencionó la Secretaría de Obras Públicas, el Siprosa, el Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres y la Secretaría de Hacienda. Además, señaló que algunos organismos obtuvieron dictámenes con salvedades, como el Instituto de Previsión y Seguridad Social y el Ministerio de Educación, entre otros. "Las observaciones que se detallan en el acuerdo 3.024 no serían la totalidad de las que fueron practicadas por los profesionales actuantes", insistió.

Además de las copias de los informes, Cano solicitó los anexos presentados por la Contaduría general y analizados por el ente.

Piden la nulidad

El martes, el legislador Esteban Jerez (bloque Juan B. Alberdi) había solicitado a la Justicia que declare la nulidad de lo actuado por el Tribunal de Cuentas, respecto de la Cuenta de Inversión 2007. Además, planteó la inconstitucionalidad de las normas que permiten a la Cámara aprobar de manera tácita (sin tratamiento en el recinto) el análisis del manejo de los fondos públicos.

Ante una advertencia de LA GACETA, el órgano de control admitió el 18 de septiembre de 2008 que había omitido consignar el dictamen sobre la ejecución presupuestaria de la administración centralizada durante 2007. El desliz fue enmendado luego en tres renglones: el Tribunal de Cuentas dijo que el nivel de ejecución fue razonable.

Ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo, Jerez inició una demanda formal de nulidad de esos actos. Consideró que son contrarios a lo normado por la Constitución provincial, por la ley de Procedimientos Administrativos y por el reglamento interno de la Legislatura.

Comentá la nota