Según Binner, "el cambio está en marcha"

El Gobernador dijo que en estos dos años de gestión "no hubo ni un solo caso de corrupción" y que tiene "plena confianza" que la reforma tributaria va a salir aprobada de la Legislatura.
Por Darío H. Schueri (SANTA FE). - El Gobernador Binner dobló la apuesta y fue contundente con respecto de la media sanción del presupuesto 2010 con reforma tributaria incluida: "tengo plena confianza que la reforma va a salir", expresó durante la presentación del programa "Dos años de gestión, dos años de cambio" realizada para la prensa en el Salón Blanco de Casa de Gobierno.

Con respecto del déficit de casi dos mil millones de pesos que exhibe el presupuesto para el año que viene, el Gobernador fue categórico: "se debe al mejoramiento salarial de los empleados del Estado que absorbe 3.000 millones de pesos", dijo.

Acompañado por la Vicegobernadora Dra. Griselda Tessio y gran parte del Gabinete de Ministros, el gobernador Binner, con una exposición relativamente breve pero directa comenzó diciendo que el programa de gobierno exhibido en la campaña por el FPCyS se vio enriquecido por el Plan Estratégico y contiene tres puntos fundamentales: transparencia, solidaridad y participación.

En este sentido, el Dr. Binner no anduvo con amagues y fue directo al corazón de las últimas acusaciones del peronismo cuando se refirió al ítem transparencia: "en este Gobierno no hay ningún caso de corrupción en dos años de gestión", asestó, para ahondar en los "cambios" realizados en educación, salud, seguridad y justicia penal, íconos de las denuncias peronistas por ineficacia.

Cuando se le preguntó por qué no cumplió cuando en plena campaña dijo que haría lo que hizo Néstor Kirchner con la Corte Suprema de Justicia de la Nación (obligó a renunciar a sus Ministros), el Gobernador fue lacónico: "no se dio la ocasión", descerrajó, insistiendo en que "este Poder Ejecutivo se autolimitó en la designación de jueces".

Con respecto del reciente asesinato de un suboficial de policía en esta capital a manos de un jovencito de 15 años, el Gobernador se preguntó "qué hacía ese chico de quince años con una pistola nueve milímetros en la mano que no estaba estudiando", aludiendo luego a la responsabilidad social por lo que ocurre con la delincuencia infantil, para terminar con otra lacerante pregunta: "¿qué pasó hace quince años"?, en alusión seguramente a la situación socio económica en que nacía el precoz asesino del policía.

Tras señalar que "estamos en el buen camino", Binner dijo que "estamos muy contentos" y "podemos demostrar que el cambio está en marcha".

Comentá la nota