Según Berlusconi, sus dichos sobre los vuelos de la muerte fueron distorsionados

Según Berlusconi, sus dichos sobre los vuelos de la muerte fueron distorsionados
"Es algo alucinante", aseguró sobre la repercusión de su supuesta broma.
El jefe de Gobierno italiano Silvio Berlusconi lamentó ayer que "la realidad haya sido completamente distorsionada" al referirse a la supuesta broma que hizo el fin de semana sobre los desaparecidos durante la última dictadura militar en nuestro país. Concretamente, sobre los "vuelos de la muerte", la práctica de los represores de tirar vivos desde aviones a sus opositores políticos.

"Algo alucinante, la realidad ha sido completamente distorsionada", afirmó el premier al comentar con un grupo de periodistas en la Cámara de Diputados las polémicas generadas en Italia y Argentina por su comentario.

Estos fueron difundidos en exclusiva en Italia por el diario L'Unita y en la Argentina por Clarín. El miércoles, la Cancillería citó al embajador italiano aquí, Stefano Ronca, para expresarle su "malestar" por las frases atribuidas a Berlusconi, que ese mismo día, a través de la sede diplomática de su país en Buenos Aires, respondió que se trataba de un malentendido, y que había sido tergiversado.

Ronca respondió a la Cancillería con una nota que explicaba que se trataba de un "equívoco" y que el jefe de Gobierno quiso subrayar "la crueldad de los crímenes cometidos contra los opositores y la tragedia de los desaparecidos para explicar cómo se siente personalmente, ofendido e insultado, cuando sus opositores lo comparan con dictadores como Hitler o Videla".

Y en la noche de miércoles, luego de que la oposición italiana le exigiera disculpas ante la Argentina y los organismos derechos humanos repudiaran sus dichos, el magnate-premier hizo difundir un comunicado en el que consideraba las reacciones en su contra como "injustificadas" y calumniosas".

Por su parte, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, de nacionalidad argentino-italiana, dijo que en la entidad estaba "ofendidas", porque para los argentinos ha habido siempre desde Italia "una gran solidaridad".

Y ayer, entonces, Berlusconi volvió a referirse al tema pero de manera explicativa. "Yo simplemente dije que es posible compararme con Hitler, Mussolini o Videla, luego vi que alguien se reía y dije que no debían reírse, porque eso fue algo dramático, una tragedia".

Todo empezó cuando el sábado pasado, durante la campaña para las elecciones regionales en Cerdeña, el jefe del Gobierno italiano hizo esas polémicas afirmaciones, que se pueden ver en un video que puso en Internet You Tube.

"De mí los señores de la izquierda han dicho de todo, que soy el ogro de Arcore (residencia de Berlusconi en Milán), que he sido como Hitler, como Mussolini, como el dictador argentino que eliminaba a sus opositores llevándolos en avión. Les daba un balón, abría la puerta y les decía 'hace un buen día, vayan a jugar fuera', dice. Y cuando el auditorio en pleno estalló en risas, el premier agrega: "Hace reír, pero es dramático."

El incidente se produce cuando la justicia italiana estudia abrir un juicio contra el dictador Emilio Eduardo Massera, por la desaparición de ciudadanos italianos en las tenebrosas salas de tortura de la hoy convertida en museo Escuela de Mecánica de la Armada.

Comentá la nota