Según Balceda, su proyecto era similar al que propone el PE

Según Balceda, su proyecto era similar al que propone el PE
El peronista disidente duda de las verdaderas intenciones del acuerdo.
El peronista disidente Hugo Balceda deslizó preguntas sobre el acercamiento entre el Gobierno y el Colegio de Abogados, respecto de la sanción de una nueva ley para designar jueces interinos.

“¿No estará detrás de todo esto un acuerdo sobre la ‘recontra reelección’ del gobernador, José Alperovich, y de todos sus funcionarios? ¿Seguirá el colegio con los planteos de inconstitucionalidad realizados contra distintos artículos de la Carta Magna de 2006, o se llegó a un acuerdo en los diálogos con Mario Koltan? ¿No hubiera sido mejor que estos temas se discutan con representantes del Ministerio de Gobierno y de la Justicia, y no con el interventor de la Caja Popular de Ahorros?”, inquirió.

El legislador reconoció que le parece sospechosa la actitud adelantada por el presidente de la entidad profesional, Eudoro Aráoz, de aceptar algunos cambios a la Constitución antes de que se realice cualquier plenario en esa institución para debatir el tema. “Seguramente habrá sido a cambio de una porción de poder en la elección de los magistrados”, aseveró.

Vocabulario nuevo

El referente justicialista, quien está distanciado del alperovichismo parlamentario, ironizó sobre la convocatoria del gobernador a la oposición: “es muy bueno que incorpore en su vocabulario la palabra consensuar, dirigida a los distintos sectores involucrados en algunas problemáticas; si la hubiese aplicado antes, hubiera cometido menos errores”.

Balceda sostuvo que, así como hay funcionarios que se reúnen con Aráoz para hablar sobre las subrogancias, también deberían hacerlo con los representantes de las universidades.

Proyecto presentado

A fines del año pasado, un mes después de que se aprobó la Ley 8.136 (cuya aplicación está suspendida por orden judicial), el legislador propuso un cambio al modo previsto para nombrar magistrados interinos, que presenta puntos en común y disidencias con la iniciativa, en vías de ser consensuada, que aparentemente pretende presentar el Poder Ejecutivo.

“Tanto en mi proyecto como en el del Gobierno, la inscripción de los postulantes se debería realizar en la Corte Suprema de Justicia y no en el Ministerio de Gobierno, como lo fijaba la Ley 8.136. Además, los postulantes tendrían que reunir los requisitos exigidos por la Constitución y se establecería un orden de mérito teniendo en cuenta la edad, la idoneidad y en especial la antigüedad en caso de ser empleado judicial. Pero yo propuse que la Corte evalúe estos aspectos, en vez de la presentación de ternas por parte del PE, de los abogados y del propio Poder Judicial. Tampoco coincidimos en la duración del subrogante: el Gobierno quiere dos años y yo, hasta tanto se designe al juez titular definitivo”, resumió.

Comentá la nota