Según Arrighi, los jubilados hoy están mejor que nunca

Según Arrighi, los jubilados hoy están mejor que nunca
El funcionario nacional dijo que la cobertura está en niveles inéditos.
"El 82% móvil en las jubilaciones no es un reclamo. Lo que se pide es una mejor prestación. Ese porcentaje fue una tasa de sustitución que rigió por los años 80, por poco tiempo y no lo cobró nadie. Hoy estamos mejor que nunca, con una cobertura asegurada en niveles inéditos, ya que 9,5 de cada 10 mayores de 65 años tienen algún beneficio previsional. Es la mayor de las últimas décadas", resaltó ayer a la prensa el secretario de Seguridad Social de la Nación, Walter Arrighi.

El funcionario participó como invitado especial del plenario realizado en Tucumán de la coordinadora de Cajas de Previsión y Seguridad Social para Profesionales de la Argentina. La entidad reúne a más de 70 instituciones de base de todo el país encargadas de administrar los aportes jubilatorios privados, y la actividad fue en reconocimiento del décimo aniversario de la creación de la caja local.

El secretario explicó técnicamente cómo se calculó el 82% móvil, pero insistió en que sólo lo percibieron los jubilados con regímenes especiales o de privilegio. "Del resto, algunos a veces cobraron más, hasta el 120% del sueldo en actividad, y otros, menos del 70%. Esta es una realidad que se mantiene, porque los aportes se hacen sobre sueldos que suben y que bajan", planteó.

Arrighi aclaró que no se hacen más balances en materia de seguridad social, sino proyecciones globales a futuro respecto de cómo evolucionaría el sector. Subrayó que el mecanismo jubilatorio es bueno desde su creación en 1904, pero que nunca se alcanzó el desarrollo actual.

El responsable de la Seguridad Social admitió que las moratorias tienen siempre ventajas y desventajas pero que la que se aplicó en el sector permitió que se jubilen muchas personas que no podían acreditar los 30 años de trabajo exigidos por la inestabilidad laboral. "Optamos por que se les permita cancelar la deuda y que puedan gozar de los beneficios", dijo.

El destino de los aportes

Respecto del financiamiento del régimen previsional, aclaró que hubo un crecimiento de los aportes y contribuciones patronales y una merma del impacto de la recaudación impositiva. Detalló que, en 2000, el sistema era engrosado con el 30% de aportes y el 70% de impuestos, y que ahora el 51% surge de las contribuciones y el 49% restante, del fisco. Acerca del pago concreto de las prestaciones, el 80% surge del primer rubro; y remarcó que hay reservas colocadas en un fondo anticíclico que garantiza que no haya problemas para cancelar los haberes.

En este contexto, defendió la utilización de los recursos previsionales en actividades productivas y generadoras de puestos de empleo genuino, incluso si tienen una rentabilidad económica menor que la que se puede obtener en el mercado bursátil. Asimismo, cuestionó el funcionamiento de las suprimidas Aseguradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP).

Comentá la nota